Malos días está pasando el archi conocido icono de la #Moda Karl Lagerlefd (Hamburgo, 1933) por el reciente destape en la prensa francesa de un supuesto delito de evasión fiscal. 

El pasado miércoles 6 de enero, el semanario "L`Express" informaba de la presunta investigación por parte de la fiscalía francesa contra el diseñador y fotógrafo alemán Karl Lagerfeld por las sospechas de ocultar más de veinte millones de euros a las autoridades fiscales francesas.Tanto el portavoz del "Kaiser" como el Ministerio de Hacienda han guardado silencio sobre este asunto a la agencia de noticias AFP tras consultas.

A través de paquetes financieros en Francia, Irlanda y las Islas Vírgenes, se sospecha que el director creativo de CHANEL y Fendi desvió la suma en seis años.

Anuncios
Anuncios

La investigación se ha abierto sobre la actividad de la librería 7L en París con 6,6 millones de euros junto a su filial en Reino Unido en forma de estudio fotográfico, una segunda sede en Irlanda y una tercera empresa en las Islas Vírgenes. Las empresas en suelo británico y el archipiélago en las Antillas habrían supuestamente ayudado a ocultar la suma de las autoridades fiscales.

Malas noticias para el creador a pocos días de celebrarse el 45 aniversario de la muerte de Coco Chanel, para el cual se preparan festejos por todo lo alto, al estilo ya característico del creador.

El último escándalo de estas características en el mundo de la moda recayó en la dupla conformada por Domenico Dolce y Stefano Gabbana en la investigación a la firma "Dolce & Gabbana" de su propiedad, quienes el año 2013 fueron condenados al pago de trescientos cuarenta millones de euros a la Hacienda italiana.

Anuncios

En primera instancia fueron condenados a un año y ocho meses de prisión por un fraude fiscal de mil millones de euros. Según los jueces del caso, el dúa siciliano había creado entre los años 2004 y 2005 una sociedad pantalla en Luxemburgo con el control de las enseñas del grupo cuando en realidad estaba gestionada desde Italia. En el caso de Lagerfeld, la última palabra la tendrá la fiscalía francesa.