Sus inicios se remontan a los años 50

El diseñador francés Christian Dior puso en el mercado en 1954 esta joya del vestir. Desde los inicios, la falda lápiz fue muy bien acogida y hoy en día es un clásico que la gran mayoría de mujeres requiere con asiduidad para crear estilismos elegantes y sensuales.

Tras la época new look apareció la falda tipo lápiz con unas líneas que se ajustaban al cuerpo de la #Mujer equilibrando hombros y caderas. 

Icónica y versátil, la falda lápiz sucumbe a los encantos de toda mujer

Esta icónica prenda da valor a las curvas femeninas y eleva el estilismo de la mujer hacia un punto alto de sofisticación. El armario de toda amante de la #Moda que se precie debe incluir al menos una falda lápiz.

Anuncios
Anuncios

Su diseño impecable y sencillo la hace todo un elemento de elegancia. Una de las características que la convierten en una prenda destacada es su versatilidad. Con una falda lápiz puedes crear un look con personalidad y dar una lección de estilo usando tus curvas femeninas como reclamo. Del mismo modo, incluyendo un falda con estampados, añadirás luz a tu outfit y todos admirarán tu figura mientras caminas.

No solo para "working girls"

Esta prenda no solo es apta para el estilismo de trabajo sino que también acepta combinaciones en outfits de noche o para el día a día de toda mujer. Con una camisa conseguirás un look sofisticado y con un jerséy o cárdigan restarás sobriedad. Con un buen tacón como acompañante definirás aún más la silueta y crearás un look de infarto.

Desde que comenzara a usarse este tipo de falda han pasado muchos años y han venido con ella diferentes modificaciones de estilo, pero la esencia de sofisticación sigue intacta. Entre los cambios podemos destacar el uso de diferentes materiales como el cuero o el denim, los estampados originales, los tonos más atrevidos o la aportación de apliques tipo péplum en la parte superior.

Anuncios

Su diseño favorece el suave y sensual movimiento de las curvas al caminar. Aporta atractivo y seguridad en una misma. Mujeres influyentes en la moda como Victoria Beckham es una de las adeptas a la falda lápiz. Ella sabe sacar partido a su figura con las líneas sofisticadas y depuradas de esta prenda.