“Es frecuente encontrar barberías en entornos rurales hindúes como esta; pequeños habitáculos, sin horario definido, que dan un servicio esencial a una población que otorga un profundo significado al vello facial”. Con estas palabras describe Enrique Redondo una de las fotografías que forman su exposición ‘El trabajo en la piel de la humanidad’, concretamente una imagen tomada en Khajuraho, la India.

Otra de ellas muestra a un pescador vendiendo tras la faena, en Stavanger (Noruega). “En el norte de Europa, la pesca es uno de las profesiones de mayor arraigo y tradición. En Stavanger, los yacimientos de petróleo se han convertido en la mayor fuente de ingresos del país, pero el consumo de pescados y mariscos sigue siendo clave en el PIB nacional, en dónde se continua pescando de manera tradicional”, explica.

Anuncios
Anuncios

La imagen de un dentista en plena calle es de las más llamativas. En Varanasi (India), un dentista hindú trata a una paciente mientras otro le enseña al mismo tiempo su dentadura. Los utensilios de trabajo “se amontonan en un pañuelo en el suelo sin rigor higiénico; en la pared, algunas medicinas tradicionales, un cartel que anuncia los servicios del profesional, e incluso un cordón con dientes humanos”. #Crisis