Todo comenzó en las calles. Como pasa últimamente en la #Moda, el street style se está convirtiendo en referente para poner una prenda o un estilo en el espectro fashion de los grandes diseñadores o de las it girls.

Una falda midi con deportivas, un top Nike con pantalones de talle alto y americana, o incluso la camiseta de un equipo de baloncesto. De manera gradual, la ropa deportiva fue conquistando el mundo de la moda hasta convertirse en una verdadera tendencia para esta primavera/verano.

Y no parece que se vaya a marchar. No hay más que fijarse en los últimos desfiles internacionales, donde las gorras, maxibolsos o tejidos tipo chándal o licra han estado presentes en algunos looks, como es el caso de la colección H&M Studio que presentó en París en el marco de la semana de la moda parisina.

Anuncios
Anuncios

El diseñador Alexander Wang ha sido uno de los pioneros en mezclar moda y deporte, quien basó su apuesta para este año en los tejidos técnicos y en prendas inspiradas para el entrenamiento. O las famosas baskets que Dior o Chanel presentaron también en sus desfiles. Un argumento indiscutible de que las grandes marcas también apuestan por el deporte como signo de los nuevos tiempos.

La revolución con este tipo de prendas radica en que ya no hace falta estar a la última con ropas que nos hagan sentir incómodas, si no todo lo contrario, se busca la comodidad y lo funcional al vestir.

Según los datos que vierten los analistas de NPD ( una empresa especializado en los hábitos de consumo), en el mercado de la ropa en Estados Unidos, un 16% de las ventas totales entre junio de 2013 y junio de 2014 eran prendas deportivas.

Anuncios

Estaríamos hablando de alrededor de unos 34 millones de dólares.

Hasta el sitio web de marcas de lujo Net-a-Porter ha lanzado una versión para la ropa deportiva: Net-a-Sporter, que se divide en distintas secciones para que podamos elegir la ropa según la actividad que practiquemos.

Así que ya no tenemos excusa para apuntarnos a esta última tendencia. No hace falta que busquemos un hueco en nuestras apretadas agendas para apuntarnos al gimnasio, sino que nos bastará con combinar unos leggings con una perfecto, unos jogger con americana o simplemente añadir unas deportivas a nuestro outfit nos dará ese punto sporty chic.