Las mejores pasarelas del mundo la echarán de menos y sus fans también, pero llega un momento en que toda modelo, por muy grande que sea, ha de dejar paso a nuevas generaciones que intenten llegar también a lo más alto, y parece que Gisele Bundchen, la famosa brasileña que ha estado en el número 1 de las más cotizadas durante años, está acercándose al suyo. Los rumores de que la profesional tendría muy claro que sus desfiles tienen las horas contadas empiezan a ser un secreto a voces y muchos hablan ya de la Semana de la #Moda de Sau Paulo como su despedida triunfal de tanto tiempo de éxitos delante de las cámaras.

Colcci es la firma brasileña cuyo desfile, en esa Semana del mes de abril, serviría de punto y final a una carrera que ha tomado el relevo a grandes compañeras como Claudia Schiffer, Cindy Crawford o Linda Evangelista, que brillaron en los años 90 y que, gracias a la publicidad o al cine, han seguido estando de actualidad cuando sus trabajos en dicha faceta se convertían en noticia.

Anuncios
Anuncios

Gisele le dejaría el testigo a nombres como los de Adriana Lima, Alessandra Ambrosio o Ana Beatriz Barros, también brasileñas, algunas ya consagradas y otras a punto de situarse en un lugar tan destacado como el que las más famosas top disfrutan.

Nacida el 20 de julio de 1980, con su 1,80 de estatura, desde que fue adolescente ya brillaba fuera de las pasarelas, y es que fue descubierta en un McDonald´s y tras participar en varios concursos en su Brasil natal, se mudó a Nueva York a enfrentarse a la Fashion Week. El resto ya forma parte de la leyenda de una mujer que, pese a haber sido criticada por su nariz, su escasez de curvas o su poco peso (56 kilos para una altura como la suya está por debajo de lo recomendable) ha sido un mito en todos los desfiles y para todas las firmas que la han contratado con la finalidad de que luciera sus diseños.

Anuncios

Ha protagonizado cientos de portadas de revistas, participado en un par de conocidos largometrajes, caso de Taxi: derrape total o El diablo viste de Prada, y también ha conseguido lanzar al mercado su propia línea de sandalias, dentro de la marca Ipanema. Así que puede que Gisele abandone el mundo de la moda y decida dedicarse a su familia, pero lo que está claro es que la moda nunca la olvidará a ella. #Famosos