La fotografía está de moda. Es raro aquel que no tiene una cuenta de Flickr o de Instagram. La mayoría de nuestros conocidos o amigos nos bombardea una y otra vez con fotografías suyas tomadas con móviles que están cada vez más cerca de las cámaras, cuando no superan ya a algunas. Además de todo esto, todos tenemos algún amigo que todavía está más implicado. Que se apunta a todo tipo de cursos, milita en asociaciones de amigos de la fotografía y está inscrito en decenas de páginas de Facebook donde comparte "su arte" con otros como él. Estos, que constantemente están cambiando de equipo de fotografía aunque tales mejoras no vayan luego unidas a la calidad de sus fotos, invierten dinero en cámaras y objetivos cada vez más caros.

Anuncios
Anuncios

Es difícil regalarles algo que no nos cueste un riñón y parte del otro. Pero precisamente existen algunas cosas, muy baratas, que no todos los aficionados a la fotografía conocen, que les pueden ser de gran utilidad. Son los que los fotógrafos más avezados llaman "chuches".

1.- La linterna para fotografía nocturna. Cada vez es más sencillo encontrar en eBay, traídas desde Hong Kong, linternas de una luminosidad difícil de creer. Por menos de diez euros encontramos linternas de 2000 lumens (es necesario especificar esto en la búsqueda), también llamadas antorchas. Son capaces de alumbrar a decenas de metros, iluminan un árbol en la total oscuridad, o una construcción pequeña de un modo que es útil para fotografiarlo. También, por una cantidad que oscila entre los 20 y los 30 euros podemos encontrar focos que hacen la misma función.

Anuncios

2.- El láser para enfocar. De noche es complicado enfocar porque la cámara no encuentra referencias. Sobre todo si tratamos de hacerlo en automático. Para eso, nada mejor que un puntero láser que podemos apuntar hacia el lugar donde queremos que enfoque. La cámara detecta el color y enfoca perfectamente. Los punteros láser no llegan a 5 euros y pueden tener un alcance de 600 metros.

3.- El sujetatapas. Uno de los cotidianos problemas de todo fotógrafo que se precie es perder la tapa del objetivo. Esto ocurre incontables veces y ya son mayoría los que tienen más de una en su bolsa. Para evitar esto, se ha hecho el sujetatapas, un artilugio de plástico que se adhiere a la correa de la cámara y donde la tapa se encaja a la perfección. #Navidad