Esa gente que manejan los ordenadores, los móviles de última generación sin problema o que dan gracias al sol todos los días, se niegan a ser sexagenarios. El nuevo grupo humano que se ha creado gracias a muchos factores, ejercicios, dietas, buenas condiciones de trabajo, de salud, consciencia planetaria, son maravillosas personas, independientes, trabajadoras y productivas.

Como sucedió a principio del siglo XX , donde surgió la palabra adolescencia, para nombrar una franja social que no eran niños pero tampoco adultos, en este siglo XXI, surge la sexalescencia. La generación de personas que nacieron por los años 50, ha echado fuera del idioma la palabra sexagenario, porque no tienen planes de envejecer, ser esos abuelitos que se quedan sentados en un sofá mirando la TV, achacados, enfermos, encorvados y lo peor de todo con sus pensamientos de "el pasado siempre fue mejor".

Anuncios
Anuncios

Es una verdad demográfica, en todos los países existe esta generación que se ha desarrollado junto a la evolución tecnológica, junto a la evolución de la mujer en la sociedad, que sabe que puede hacer lo que se proponga, que disfruta de su trabajo y del ocio y que ahora ha llegado a sus 60 años y no encaja en los cánones de lo que significa tener esa edad.

Mucha gente piensa que el amor a los 60 no es lo mismo que en la juventud, pues se equivocan, puede ser hasta mas intenso, ya que se incluyen factores y experiencias que no se tienen en edades mas tempranas. Los de 60 o mas, incluso se atreven a darse segundas oportunidades. Pero también disfrutan de su soledad, luego de pasar la vida corriendo de un lado a otro, sacrificándose por la familia y por destacar en el trabajo, este es el momento de disfrutar como nunca antes de lo que nos brinda la vida; los paseos por la ciudad, por la playa, mirar el cielo estrellado, sentarse cómodamente con ese libro que nos hace viajar a mundos maravillosos...

Anuncios

Ellos saben, y yo me incluyo porque estoy a medio pasito de llegar a los 60, que la actitud es lo que nos protege, y solamente por intuición vamos con esa actitud de optimismo, alegría, energía y sobre todo buen humor y, todo esto, a pesar de las crisis, de los gobiernos o de las desgracias familiares y mundiales.  Como dice la imagen que puse, "para que el fruto aparezca, tiene que extinguirse la flor", puede que no seamos bellas/os, como las flores, pero por fin ha surgido el fruto.