En la modernidad estos dos aspectos están íntimamente ligados casi de manera exclusiva a la belleza física. Endiosada por los medios de comunicación, afectando de forma más directa a personas con problemas de auto aceptación como signo de compromiso de la estima propia. Cada uno de nosotros lleva un artista dentro, capaz de moldear su vida con estética y belleza, a través de educación integral podemos convertirnos en ese Gran Artista, capaz de tener conciencia sobre otros aspectos de la vida que son más importantes que la belleza y la estética netamente física.

Normalmente se cree que los procedimientos quirúrgicos plásticos y estéticos solo son realizados por personas con mucho dinero, pero paradójicamente no son las personas que tienen mayor poder adquisitivo o famosos los clientes más frecuentes que acuden al cirujano plástico, al parecer las personas con más recursos económicos suelen tener un nivel de autoestima que los hace sentirse bien con su aspecto físico a pesar de no cumplir con los cánones sociales actuales de belleza.

Anuncios
Anuncios

A diferencia de lo que se piensa, quienes acuden para realizarse procesos quirúrgicos para mejorar su aspecto físico son de clase media que quieren una vida plena y consideran que la pueden obtener mejorando su aspecto físico, pero desde luego someterse a una intervención quirúrgica supone riesgos para la salud y para la vida, entre los más importantes están los riesgos anestésicos, la cicatrización anómala, las infecciones del sitio quirúrgico, rechazos de prótesis, sin contar las asociadas a los antecedentes del paciente.

Por lo tanto, antes de exponerse a estos riesgos es conveniente asesorarse muy bien sobre la idoneidad del cirujano plástico al que se acuda, como también las condiciones de la Institución de Salud donde se realizará el procedimiento, verificar que cuente con los especialistas e instalaciones necesarias en caso de presentarse una complicación.

Anuncios

La educación para entender con claridad estos dos conceptos permitiría menos riesgos para la salud y personas más felices con su apariencia física.

La estética y la belleza son dos valores parecidos y relacionados, pero diferentes. La estética es armonizar de manera más democrática, está más relacionada con los sentimientos de agrado o de aceptación que despierta en una cantidad mayoritaria de personas; la belleza es más subjetiva, inherente a los sentidos del observador independiente, ambas tienen como característica importante que producen en quien las percibe, sentimientos y/o emociones placenteras aunque sean a nivel diferente.

Lo estético suele agradar a la mayoría pero no suele deslumbrar, no siempre es bello para quien lo observa, sin embargo, nunca suele despertar emociones displacenteras; algo bello siempre es estético para quien lo percibe como bello aunque para algunos no sea considerado ni estético ni bello. Probablemente sea más estética una conversación agradable e interesante de una persona con buenos modales que unos grandes y moldeados pechos en una persona carente de buenas maneras.

Anuncios