El científico Lior Pachter, biólogo de la Universidad estadounidense de Berkeley, decidió hacer la investigación en búsqueda de aquel ser humano más perfecto, tras el racismo que hubo por parte de un premio Nobel en el campo de la medicina. Según las conclusiones que sacó en su estudio, la predisposición genética de los puertorriqueños que mezclan genes españoles (estos de gran importancia) con herencia africana y taína, los hacen convertirse en los humanos más perfectos que habitan el planeta si se comparasen unos con otros.

La noticia ha sido recibida con gran entusiasmo y alegría por parte de los habitantes de Puerto Rico, a los que el científico Lior Pachter les ha especificado que por supuesto no existe ningún ser humano perfecto, ni puertorriqueño ni ninguno, pero si que se acercan más ellos que ningunos a esa envidiada perfección.

Anuncios
Anuncios

La investigación comenzó a raíz de que James Dewey Watson, premio Nobel de Medicina en 1962 por sus estudios sobre la estructura de ADN, hiciera acusaciones de racismo y clara homofobia que defraudaron y decepcionaron a Lior Pachter.

Por este motivo, éste quiso demostrar la importancia de la mezcla genética, dando lugar precisamente a los humanos más perfectos, los puertorriqueños. Entres los datos más destacados del estudio, aparece el humano perfecto con una carga genética del código HG00737, afirmando Pachter que éste ya existió, y en concreto fue una mujer puertorriqueña.

Entre los iconos de belleza más populares de Puerto Rico, aparecen Jenifer López y Ricky Martin, aunque el investigador afirma que sus rasgos de belleza se alejan de esta búsqueda de humano perfecto. Para esta perfección es necesario heredar la parte genética buena, donde Pachter utilizó para este análisis la base de datos SNPedia, recogiendo información de genes de enfermedades y otras variables.

Anuncios

Finalmente, este buscado humano perfecto debería contemplar en su totalidad los genes sanos de todos los grupos raciales diferentes, base genética que al parecer ya mostraba la mujer perfecta puertorriqueña de la carga genética del código HG00737.