Las hemorroides las padecen más las mujeres que los hombres, suelen aparecer en cualquier momento; son varices que se inflaman en la zona rectal y ano, pueden ser internas o externas y es cuando se comienza con esa molestia de ardor, picor e inflamación.

Los médicos suelen dar unas pomadas para aplicarse en el ano sobre las hemorroides o bien con un canuto para aplicarlo internamente. Otra, son las recetas de la abuela, en que llenas el bidet con agua caliente, no hirviendo y colocas tres saquitos de té de manzanilla, esta, se usa para casos de inflamación externa. Lo dejas actuar mientras te haces el baño de asiento, por 15 minutos.

Anuncios
Anuncios

Luego te secas con una toalla, la zona debe quedar ligeramente húmeda.

Jorge Skliar nos narra su caso: Estaba yo en mi casa cenando cuando de pronto sentí una molestia en la zona anal, y advertí que eran hemorroides. Durante la noche no podía dormir, daba vueltas y sentía como si un cuchillo se me clavara en esa zona. A la mañana, fui al hospital porque era sábado, y el médico de la guardia que me atendió, me comentó que la enfermera me haría unos baños con gasa glucosada, para desinflamar la zona y que trataría de empujar las hemorroides para adentro del ano para que se desinflamaran más rápido. Cuando comenzó a hacer ese trabajo, el dolor no me permitía relajar esa zona. Me dejaron en observación y luego me enviaron a casa.

Jorge continúa diciendo: El domingo volví a ir al hospital y el médico que me atendió en la urgencia, me dijo que me volverían hacer todo el proceso del día anterior.

Anuncios

Cuando volvió a verme el médico y una cirujana, para controlarme, pusieron una cara que lo decía todo, me habían hecho una trombosis al querer insistir en ponerlas para adentro. Lo cual motivó a practicar una cirugía de urgencia.

La cirugía fue excelente y el pos operatorio también, pero jamás olvidaré cuánto me han hecho sufrir esas hemorroides que padecí por unos días. Aconsejaría a quien las sufre, que directamente le soliciten al médico que les opere, que no tengan miedo.

En cambio Lorenza Glorioso nos comenta que su caso de hemorroides fue después del parto, pues es muy común en las mujeres, y si bien venía padeciéndolas de vez en cuando. Hoy las mantiene a raya.

Por último, ante cualquier inflamación de hemorroides, no dejes de consultar a tu médico de cabecera y si es necesario operarlas, no lo pospongas, por el bien de tu salud.