Hasta el momento se conocía que el calentamiento global es el principal responsable de varios cambios en el planeta. El aumento de las temperaturas en el último tiempo ha provocado modificaciones en el hábitat de especies vegetales y animales, y ha obligado al hombre a reflexionar en torno a un problema que parece agudizarse cada vez más. No obstante, mientras se planifican acciones y políticas certeras, continúan anunciándose las consecuencias que este problema, resultado del “descuido” humano generará en lo inmediato. Así es que ahora un grupo de investigadores, concluyeron que, de continuar con el incremento del las temperaturas, los vuelos de aerolíneas se verán reducidos por efecto del calor.

Anuncios
Anuncios

De acuerdo a la reciente publicación aparecida en American Meteorological Society, los aviones que actualmente se utilizan para el transporte de pasajeros, como el Boeing 737-800, disminuirían sus días de vuelo a causa del calor. Según explican los científicos responsables del Departamento de Tierra y Ciencias Ambientales de la Universidad de Columbia (New York), el clima cumple una función primordial en el despegue de los aviones. Cuando se registran temperaturas elevadas, el aire no es lo suficientemente denso, y por lo tanto, disminuye la posibilidad de que el aparato se sostenga en vuelo. Así, al aumentar la temperatura, para poder llevar a cabo el despegue y el movimiento en el aire, se necesitará una menor cantidad de peso, es decir, menos pasajeros, y modificaciones en las pistas, alargando la distancia de aceleración.

Anuncios

Entre las consecuencias más visibles, se hace evidente el impacto económico que esta situación generará en las compañías aéreas. De acuerdo a las proyecciones establecidas, se espera que para las décadas del 2050 y 2070 al menos cuatro aeropuertos de Estados Unidos tengan un incremento de un 50% a un 200% más de días no aptos para el vuelo, respecto de lo que ocurre en la actualidad. Esto significará menos ganancias por cantidad de vuelos posibles, pero además, se cree que habrá que reducir el peso de carga, lo que se traduce en menor cantidad de pasajeros. Aunque la proyección se ha realizado en territorio estadounidense, muchas otras geografías, que ya sufren los embates del cambio climático, también se verán afectadas por esta circunstancia coyuntural a un problema que reclama, con urgencia, ser abordado a nivel internacional.  #Investigación científica