Al igual que los diseñadores de interiores hacen uso de colores para hacer que una habitación se vea más amplia, o lograr ciertos efectos, ese traje en tu armario también puede hacer maravillas para esas ocasiones en que ganaste kilos. Encontrar el color adecuado para que te veas más delgada no es un mito, es un hecho de la obra visual del color.

Una simple elección de color en una pieza en particular, podría hacerte lucir varios kilos menos. No se trata de usar el mismo color de pies a cabeza, pero sí un poco de ese tono en lugares específicos, hará mucho por ti.

Aquí te dejo algunos consejos sobre algunas selecciones de color y cómo pueden ayudarte a combinar tu ropa para que luzcas esbelta y bella.

Anuncios
Anuncios

Negro

Es bien conocido que el negro te hace ver más joven y más delgada de lo que eres. Funciona para los objetos, funciona para los cuartos, y sin duda funciona también en la ropa. El efecto del color negro con la luz, provoca una ilusión óptica que hace que el color se disperse en los alrededores del cuerpo lo que provoca que nos veamos más delgados. Esto funciona cuando hay un contraste del color oscuro y la zona de los alrededores está iluminada o es más brillante.

Si no te gusta vestirte completamente de negro, puedes utilizar este color en "los puntos conflictivos", es decir, si eres más llenita de arriba, utiliza negro en esa parte; si tu problema son las caderas o las piernas, usa pantalones negros. El efecto que provocará ese tono con la luz del día te hará sin duda, lucir mucho más esbelta.

Anuncios

Colores alternativos

Si bien el negro es un color que nunca pasa de moda, tampoco se trata de que parezca que todos los días vas a un funeral. Así que puedes echar mano de colores como el navy, café oscuro o gris oxford. Estos también tienen un buen efecto adelgazante y son igual de neutrales, así que puedes combinarlos con el colo que prefieras, siempre dejando el tono más oscuro para la parte más ancha de tu cuerpo.

Aunque lo ideal sería mantenernos esbeltas por salud, cuando esos "gorditos" aparecen y no hay nada rápido qué hacer, usa la magia de los colores. Ellos te ayudarán a lucir como tú quieres, pues así como el negro te hace ver más delgada y mucho más elegante y sofisticada, el color blanco te dará siempre una sensación de tranquilidad.