Este martes ha sido representado por la Organización Médica Colegial (OMC), una guía, con la que se busca orientar al personal sanitario, médicos, enfermeros, farmacéuticos, sobre como interactuar con los pacientes, creando ambientes más íntimos que faciliten la comunicación, de manera que se obtengan mejores resultados a la hora de la explicación, aplicación y cumplimiento por parte del paciente de los tratamientos indicados por los médicos. En ella se resalta "Que el médico debe escuchar con atención a sus pacientes".

El presidente de la OMC Juan José Rodríguez Sendín, asevera "El médico tiene que arreglárselas para cubrir las necesidades del paciente", además añade que es la práctica la que enseña a escuchar ya que no se aprende en la facultad de medicina, sino que es un día a día.

Anuncios
Anuncios

La mayoría de los pacientes, cuando tienen que entrar a una consulta, lo hacen expectantes, de que médico o enfermero(a), que les atienden les den la suficiente cercanía, para no sentirse abrumados, muchos esperan incluso un trato más familiar, es quizás por ello que, se ha elaborado cuidadosamente la guía, para que le sirva de apoyo al personal médico.

En la guía también se tratan temas éticos, morales y legales, que les servirá de referencia a los médicos u enfermeros en el momento de que tengan que tomar una decisión en el desarrollo de su trabajo profesional. Será un soporte a modo de consultar sobre cualquier incidente o la forma de llevar a buen término su profesionalidad. Cuando se crea un ambiente distendido entre paciente y médico es posible lograr mayor aceptación de los diagnósticos, aunque estos sean con noticias tristes y dolorosas.

Anuncios

"No se quita el miedo a un TAC o una Resonancia, se alivia acompañando, cuidando y escuchando", lo ha dicho Juan Monés Juan, de la comisión central de deontología de la OMC. El paciente debe ser aceptado con respeto, recibir un trato digno de un ser humano, independientemente de su clase social, sus creencias religiosas, raza u cualquier otro estigma social que pueda excluirle. Lo que el paciente espera de su médico es una comunicación fluida, eficaz y cercana, con respuestas claras y sencillas que le ayuden a comprender mejor su salud.