Quizás, después de la tempestad llegue la calma, pero no la tranquilidad. Por lo menos para la #Infanta Cristina de Borbón. Tras el amargo trago que supuso la comparecencia ante el juez José Castro el pasado 8 de febrero de 2014, la hermana del Rey Felipe VI y cuñada de la reina consorte, ha vuelto a la confortable cotidianidad de su vida familiar en Ginebra, alejada de su posible imputación por blanqueo, que ha sido noticia en medio mundo. Pero la distancia física no la ha preservado de la angustia que le ha supuesto saber que el fiscal anticorrupción, Pedro Horrach, sopesa hasta 17 años de cárcel para su marido, Iñaki Urdangarín, por las presuntas irregularidades cometidas por el Duque de Palma al frente del Instituto Nóos.

Anuncios
Anuncios

"Si la petición prospera, tras celebrarse el juicio, en un futuro todavía indeterminado, el cuñado del Rey Felipe VI podría acabar en prisión, según fuentes cercanas a La Zarzuela.

Mientras, la Infanta Cristina de Borbón respira ante la no imputación del blanqueo de capitales, pues el fiscal Pedro Horrach retiró el cargo que sopesaba sobre ella, se entiende que la Infanta es consciente de que prolongar esta situación que viene viviendo y que perjudica a terceros, como a su hermano el Rey, no le beneficia a ella, por lo que estaría pensando en renunciar a sus derechos dinásticos. La renuncia sería voluntaria e irrevocable, cuando esta tome la decisión de hacerlo, si bien tendrá tratamiento de Su Alteza Real. Inclusive, hasta podría seguir utilizando el título de Duquesa de Palma de Mallorca, que su padre cuando era rey, le otorgó cuando se casó en esa ciudad.

Anuncios

Por otra parte, su hermano el Rey Felipe VI, en la estrategia para recobrar el respeto perdido de los españoles, ha tomado distancia con su hermana y cuñado para preservar su propia imagen. Hoy por hoy, la Infanta Cristina de Borbón podría ver con inmenso dolor cómo su esposo Iñaki Urdangarin, con el que se casó, se convierte en un estigmatizado presidiario, mientras que ella se salva de la cárcel. Con todo, podría ser multada.