Verano o invierno, la búsqueda de una dieta exitosa ya no es cuestión de temporadas. La estética personal, la autoestima, y principalmente la salud, a veces nos indican que es momento de cambiar los hábitos alimenticios para conseguir perder esos molestos y poco saludables kilos de más. Ante la toma de decisión, lo que resta es saber qué dieta es la más conveniente para lograr el objetivo antes de caer en el abandono. La respuesta la acaba de dar una investigación desarrollada en la Universidad de Carolina del Sur, y se trata de la dieta vegana.

Durante el estudio, se procedió a asignar al azar cinco tipos de dietas a personas que debían cumplir con el plan dietario que les había tocado hasta que finalizara la prueba, seis meses en total.

Anuncios
Anuncios

Las dietas variaban en los alimentos que incluían cada una de ellas, de tal modo las categorías fueron: vegana, vegetariana, semi-vegetariana, pesco-vegetariana, omnívora. Como es sabido, quienes llevan una alimentación vegana se caracterizan por no ingerir carnes, ni ningún producto de origen animal o que en su elaboración lo contenga, siendo esta la principal diferencia con los vegetarianos.

Mientras transcurría la experiencia, los participantes eran monitoreados marcando tendencia la dieta vegana en cuanto a la pérdida de peso. Al concluir los seis meses de dieta, se confirmó lo que se venía observando, las personas del grupo que no ingirió carnes ni productos derivados de animal, tuvieron un mayor descenso de peso y mejores nutrientes que sus contrincantes.

Carnes versus pastas y panes.

Anuncios

Como sucede con casi todo lo que tenga que ver con el cuidado del cuerpo, las dietas también se ponen de moda. Actualmente, una de las que más adeptos ha conseguido es aquella que demoniza los alimentos ricos en carbohidratos como las pastas y panificados. Sin embargo, estos resultados publicados la revista International Journal Of Applied y and Basic Nutritional Sciences, demuestran que es más contraproducente el consumo de las grasas animales que la ingesta de hidratos de carbono en una dieta cuyo objetivo es perder kilos. En este sentido, no es necesario hacerse 'converso' y pasar al bando de los veganos, pero sí es una interesante propuesta para quienes quieren menos kilos sin renunciar a sus galletas y pastas. Eso sí, deberán ser veganas. #Investigación científica