Escándalo en Londres: la duquesa está desnuda. Afortunadamente para Kate Middleton esta vez ningún paparazzi indiscreto logró a violar su intimidad. El autor de la "broma" es un anónimo" street artista" británico de 29 años, escondido detrás del seudónimo de Pegasus. La casi mamá bis fue retratada desnuda en una pared, en Londres, con el vientre llamativo sobre el que está apoyada una pequeña corona. Además de la firma del autor hay también la escrita " Game of Thrones", referencia más que inmediata a la famosa serie de libros de fantasía "Juego de Tronos" y a la serie televisiva que tiene el mismo nombre.

Kate representada con su vientre de un Street artist

El propietario de la pared en la que está pintada Kate es un galerista, representante del espacio de exposición Faith Inc en el norte de la capital inglesa.

Anuncios
Anuncios

"Ya hemos tenido algunas ofertas de compra", ha dicho a la prensa, "pero no se puede vender porque está en la pared." Ninguna reacción de Buckingham Palace, pero, por otra parte, parece ser más una operación publicitaria que una verdadera afrenta a la familia real. Y cada referencia al más conocido Banky es pura coincidencia.

No se trata del primer murales dedicado a la consorte del príncipe Guillermo. El mismo Pegasus le había dedicado otro retrato en 2013, transformándola en una Virgen con el Niño. El artista se era inspirado al famoso retrato de Duccio de Buoninsegna, pintado en el 14 siglo y que representa propio la Virgen María con Jesús. "Ella tiene todo, es una hermosa princesa, y es también idolatrada", había dicho el escritor anónimo. "Sé que algunas personas piensan que yo he hecho algo de ofensivo, pero para mí es un cumplido.

Anuncios

Yo había pensado de hacer algo de más controvertido", había dicho en ese momento, revelando de haber pensado de pintar un niño negro en los brazos de la hermosa Kate, pero de haber temido una mala reacción por parte de los compatriotas británicos. Pegasus, sin embargo, ya había inmortalizado un otro representante de la Familia Real en los cuartos de baño de la barra de Winchester Bar en Londres: era el príncipe Harry desnudo, un homenaje a sus correrías menos noble en Las Vegas. #Famosos