La hipercifosis o enfermedad de Scheuermann es una de las más comúnes en la población juvenil. Se basa en una curvatura anormalmente redondeada y rígida de la columna causada por algunas vértebras que presentan una forma de cuña. El diagnóstico se hace mediante Rayos X para ver el estado de las vértebras y la columna vertebral en general 

Los pacientes que la sufren suelen tener aspectos físicos parecidos, aunque siempre hay excepciones. Suelen ser de una altura mayor de lo normal respecto a su edad y delgados, de tipo asténico, sin una musculatura muy desarrollada. Las edades entre las que se desarrolla la patología son entre los 12 y los 15 años, aunque se piensa que las lesiones anatómicas con respecto a las vértebras suele iniciarse con antelación, y puede durar hasta los 18 años. Con respecto al sexo no hay diferencias evidentes entre ambos, ya que los porcentajes andan cerca del 50%.

Anuncios
Anuncios

La enfermedad de Scheuermann se desarrolla de manera silenciosa. Los principales síntomas son el dolor y la hipercifosis. El dolor más frecuente se manifiesta cuando la patología se localiza en la zona toraco-lumbar y lumbar. El dolor suele aparecer tras realizar ejercicio físico y desaparece progresivamente con el tratamiento o porque las vértebras más débiles consiguen consolidarse, dando rigidez a la columna vertebral. En la región torácica, no aparecen síntomas de dolor en la fase más precoz de esta patología. Sin embargo, puede ir apareciendo los primeros dolores a medida que la enfermedad va avanzando. Suele aparecer en la propia curva de la cifosis o en la región interescapular. El dolor puede aparecer en una posición de sedestación duradera en edades escolares.

El signo más llamativo y característico es la hipercifosis. Es el signo más visible de la patología y la primera causa de preocupación para los padres.

Anuncios

Otros casos también han sido detectados en las revisiones escolares, lo que les da mucha importancia para poder diagnosticar con suficiente tiempo para aplicar un tratamiento precoz y menos agresivo sobre el paciente. Algo característico de la hipercifosis juvenil es que los antecedentes genéticos en familiares se han convertido en una de las posibles causas