El pelo suelto, zapatos con tacones, la cintura 'enfundada' en un pequeño vestido negro y sin ninguna expresión de Bridget Jones en su rostro. Después de muchos meses de ausencia, Renée Zellweger se presentó así en el "red carpet" de los "Elle Women in #Hollywood Awards", en Beverly Hills. Y muchas personas han tenido problemas para reconocerla. La actriz, ahora tiene 44 años, y es muy diferente desde el pasado. Y no es sólo una cuestión de edad. La frente es lisa, con los ojos más largos, las cejas más altas y el físico más seco. 
En los últimos años, según algunas declaraciones de la prensa británica parece que la actriz estadounidense se le ha ido la mano con la cirugía plástica, pero estas declaraciones nunca fueron confirmadas por la directa interesada: pómulos, botox en la zona de la frente, liposucción, y un retoque a los párpados y al seno. Pero la (supuesta) transformación nunca fue tan evidente. Y, como era previsible, fue inmediata la reacción de la red. Muchos aficionados y admiradores se quejaron, muy desilusionados porque no pueden más ver "la auténtica sonrisa, la dulce mirada y el rostro un poco redondo" de la actriz de Texas. Renée ha respondido inmediatamente a las críticas. 
Zellweger, de hecho, despés de menos de 24 horas de su aparición en la alfombra roja dio una entrevista a la revista People, donde da una explicación completamente diferente para su transformación. "Me alegro de que la gente me ve en una manera diferente", ha dicho, "porque estoy viviendo un período diferente: Estoy feliz, mi vida es más satisfactoria y me alegro de que la gente pueda ver esta transformación." 
La vencedora del Oscar ha, luego, dicho que en el pasado su vida no era saludable. "Por mucho tiempo no me sentía bien, tenía demasiadas tareas y mi estilo de vida no me permitía de pensar en mí misma. Y en lugar de parar el paso, he preferido seguir corriendo". Ahora todo es diferente. "Mis amigos me dicen que estoy más tranquila, mi ritmo es más lento. Puedo cuidar de mi casa, y conmigo está una persona que me ama (su novio, Doyle Bramhall), aprendí cosas nuevas, crecí muchísimo".
#Cine #Famosos