"Las decisiones de nuestros hijos muchas veces no nos caen bien, pero debemos aceptarlo tal cual viene dijo una vez la Baronesa Thyssen. Yo no quería que Borja se casara con Blanca Cuestas y más en las condiciones en que se ha casado. Es verdad que hice lo imposible y todo ello me llevó al alejamiento entre mi hijo y yo. Hasta cuando pedí para que se hiciera los estudios de paternidad porque no confiaba en que Blanca llevara en su vientre un hijo de mi hijo Borja. Todo eso me valió lágrimas de sangre y aun hoy lo estoy pagando por no aceptar sus decisiones y ver que mi hijo está enamorado de Blanca y que producto de ese amor tiene los hermosos hijos que tiene y que en contadas veces puedo disfrutar de mis propios nietos".

Anuncios
Anuncios

Sonia comenta que Carla, su hija de 22 años había tomado la decisión de irse a otro país para trabajar y seguir estudiando la carrera que ella había elegido. La noticia, le cayó a ella y su esposo como balde de agua fría, ya que sería la primera vez que su hija se alejara de la casa. Cuando pasaron las semanas y viendo que la decisión de su hija era firme, no les quedó más remedio que aceptar la decisión.

Acompañaron a su hija al aeropuerto, entre besos y abrazos se despidieron de su hija, deseándole que tuviera suerte, que no le deje de llamar y escribir.

Ahora bien, ¿que sucede con los padres que no quieren que sus hijos vuelen del nido familiar?¿por qué les es tan difícil aceptar las decisiones de sus hijos? Cuando en realidad, ellos tomaron sus caminos de vida como desearon sin objeción alguna.

Anuncios

Si vuestro hijo o hija es feliz con su decisión ¿quiénes somos nosotros para decirle no? Una cosa es que tomen un camino equivocado y los padres guiarles, pero otra muy distinta imponerles nuestros deseos, diciendo: no, tú naciste para ser médico y debes quedarte en tu propio país o no te cases con esa persona, no me gusta para ti. ¿Es esa la manera de poner tus deseos antes que los de tus propios hijos? No, verdad. Entonces pensemos como padres, apoyemos a nuestros hijos en sus decisiones, dejemos que ellos hagan sus propias experiencias.