La ciencia avanza a pasos agigantados y lo ha demostrado una vez más con el milagro de la vida. En este caso, haciendo posible que una mujer estéril diese a luz el pasado mes de septiembre a un sano bebé. Ella es una mujer, cuyo nombre no se ha querido desvelar, procedente de Suecia y de 35 años que desgraciadamente y por un trastorno congénito, nació sin útero y por tanto, era estéril.

La ahora madre formaba parte de un proyecto junto con 9 mujeres que como ella no podían ser madres y que a todas les había sido trasplantado un útero de una bondadosa donante. No todos los casos salieron bien, puesto que a un par de mujeres les tuvo que ser extraído el útero una vez trasplantado por formación de coágulos en las venas y arterias del mismo o bien por infecciones graves.

Anuncios
Anuncios

De las demás mujeres poco se sabe, puesto que dicho proyecto ha querido llevar desde el principio el anonimato de sus participantes por respeto a ellas y a sus familias y futuros hijos.

La mujer que sí sabemos que lo consiguió es una mujer con nacionalidad sueca de unos 35 años aproximadamente que dio a luz el pasado mes de septiembre con un parto totalmente natural como el de cualquier otra mujer sin un útero trasplantado. El bebé, que nació por cesárea y que pesó igual que los demás niños, lloró enseguida y no le hizo falta ningún tipo de observación fuera de lo corriente. Nació unas semanas antes de lo esperado a causa de una preeclampsia, una forma grave de hipertensión durante el embarazo que afecta principalmente al feto.

Esto, según dicen los expertos, puede ser debido a los al tratamiento inmunodepresivos que la madre se vio obligada a tomar por su organismo y también, una causa posible fue que la mujer carece de un riñón.

Anuncios

Con 32 semanas, el bebé nació prematuro con 1,8 kg de peso pero sano para su estado. La madre afirmó estar sana y feliz por el nacimiento de su hijo y ambos están ya recuperados en su casa, agradecidos por el trato y por el increíble milagro que la ciencia ha realizado.

No es este el primer caso de intento de embarazo con un útero trasplantado, ya hace poco más de una década era en Turquía dónde una mujer se sometió a un trasplante de este tipo para así poder quedar embarazada pero al parecer, no salió del todo bien. Efectuaron diversos intentos de fecundación pero todos terminaron en aborto. Finalmente, se le tubo que extirpar de nuevo el útero, perdiendo todo tipo de esperanza. Ahora, 14 años más tarde, por fin la ciencia afirma poder dejar embarazada a una mujer con el útero trasplantado, algo increíblemente milagroso.