Hablar de Kate Middleton es hablar de elegancia, sofisticación y saber estar. Muchos afirman que es el soplo de aire fresco que le faltaba a la #Casa Real inglesa. Es la esposa del príncipe Guillermo, duque de Cambridge, al que conoció en la universidad de Saint Andrews mientras cursaba la carrera de Historia del arte. Ha conseguido que todo el pueblo inglés la vea como una influyente figura en cuanto a moda y en cuanto a comportamiento.

Nació en Reading, Inglaterra, en 1982, y es la hija de un despachador de vuelos y una azafata, y hermana de Philippa Charlotte y James William. Pasados unos años, su familia fundaría una nueva empresa de venta de artículos para la organización de fiestas.

Anuncios
Anuncios

La ahora princesa, fue víctima de acoso escolar cuando tenía tan solo 13 años en el colegio al que acudía. Sus padres tomaron la decisión de cambiarla de colegio para evitar la continuación de esta situación.

Siempre ha sido muy deportista, de hecho formaba parte de un equipo de hockey, con el cual viajó cuando tenía 17 años a Brasil. En esta época de su vida, se enamoraría por primera vez. Pero fue Guillermo el que conquistó su corazón cuando se conocieron en la universidad. El príncipe acababa de romper su relación con la que era su novia, Arabella Musgrave, mientras tanto, Kate era una de las chicas con más seguidores en su facultad.

Todos han hablado del desfile en el que participó mostrando un vestido transparente. Ahí fue cuando Guillermo se daría cuenta de que Kate tenía algo especial.

Anuncios

Tras las insistentes muestras de aprecio de Guillermo, Kate accedió, y empezaron con su relación sentimental. Y aunque vivieron una época muy buena como pareja, ese mismo verano, deciden romper. Pero este descanso dura tan solo dos meses, y la pareja decide retomar su relación.

Fueron pocos los años que la pareja esperó para dar el sí quiero, y a partir de ahí sus vidas cambian drásticamente en muy buen sentido. La princesa ha dado a luz en 2013 a su primer hijo, al que bautizaron como Jorge Alejandro Luis. Un año después, en 2014, la familia real inglesa, comunica que la princesa Kate espera su segundo hijo. Kate se ha convertido en un icono, ganándoselo a pulso.