Sabemos casi todo sobre el matrimonio de George Clooney y Alamuddin Amal, un acontecimiento mediático que no tiene precedentes y que ha tenido una notable importancia igualando la famosa boda real de Kate y Guillermo en 2011. Una boda en Venecia, magnífica y con muchos invitados ilustres, que, pero, ha tenido una luna de miel horrorosa porque la pareja fue obligada a permanecer encerrada en la villa de Mahé, en los Trópicos, por una tormenta tropical. Afortunadamente, todavía, regresados en Inglaterra, pueden disfrutar esta lujosa villa en Oxford del valor de mercado de 12 millones de euros. Como se lee en el sitio web Casa.it, esta super villa es el regalo de boda que George Clooney ha hecho a la hermosa Amal.

Anuncios
Anuncios

Está a 50 kilómetros de Londres y es una villa de 900 metros cuadrados, rodeada de muchos árboles y se puede considerar una de las más grandes residencias en las orillas del río Támesis. El ex propietario de la villa es ilustre: es el banquero Omar Bayoumi, quien vendió la propiedad enteramente renovada. Una villa que combina el estilo clásico Inglés, una alma contemporánea y hi-tech. En el interior hay una sala de cine, un spa, un gimnasio y está controlada de muchas cámaras a circuito cerrado. Es a prueba de ladrones y de tormentas, entonces, después de la desastrosa luna de miel, los dos enamorados pueden estar tranquilos.

Las compras locas de George Clooney y Amal Alamuddin

Esta villa de 12 millones de euros es sólo la última de las compras locas de George Clooney y Amal Alamuddin.

Anuncios

Por esta razón, la opinión pública y una parte de la prensa británica criticaron muchísimo la pareja. La primera persona en criticar a la pareja de enamorados fue Natalia Naish, fundadora del portal "Your Barrister Boyfriend ", que ha dado a Amal el título de abogado más sexy de Londres: "Fue un matrimonio llamativo, pomposo, parecía ser la boda de Kim Kardashian y Kanye West".

En pocas palabras, el hablar mucho de ellos, los llevó a ser comparados con la pareja más trash en el mundo del espectáculo. Tal vez se exagera... #Famosos