El conocido diseñador de alta costura Oscar de la Renta, fallece a sus 82 años, tras haber estado luchando contra el cáncer desde el año 2006. La noticia fue conocida después de que su esposa Annette de la Renta informara a la cadena de televisión estadounidense ABC, cuando se encontraban en su residencia en Kent. Siendo uno de los diseñadores más adorado por actrices, cantantes y celebridades, el diseñador se despide de todos con discreción.

La familia no ha querido informar de cuando ni donde se hará el entierro. Lo vimos por última vez, cuando presentó su última colección el 9 de Septiembre, en la esperada Fashion Week de Nueva York.

Anuncios
Anuncios

Hace pocos días, se confirmaba como nuevo director ejecutivo a Peter Copping. De la Renta, aseguraba, que no es amante de estos cambios, pero había depositado su confianza en el nuevo fichaje y recordaba su intención de seguir participando activamente en el cambio, asegurando de esta manera, una buena continuación del funcionamiento de la empresa de #Moda.

Oscar de la Renta, nació en Santo Domingo, República Dominicana. Y como si de un don innato se tratara, el diseñador empezó a diseñar desde muy joven. Fue alumno discípulo de el diseñador Cristóbal Balenciaga, pero fue en la década de los 60 cuando el diseñador empezaría a ser reconocido por ser el modisto de la que fuera la primera dama de los Estados Unidos, Jaqueline Kennedy.

Su carrera fue creciendo a pasos gigantes, hasta llegar a vestir a celebridades como Scarlett Johanson, Penélope Cruz, Sarah Jessica Parker, Cameron Diaz, o Michelle Obama entre muchos otros rostros conocidos.

Anuncios

En cuanto a su vida privada, ha compartido parte de su vida con Françoise de Langlade, la que fuera editora de la revista de moda Vogue, pero este matrimonio solo duraría dos años.

A los seis años, en 1989, se casaría con Anne France Engelhard, hija de un conocido trabajador de la banca. El matrimonio, decidió adoptar a un hijo, al cual bautizaron como Moisés de la Renta. Este gran diseñador, se despide de su pasarela, y no nos queda más remedio que aplaudir su trabajo, su exquisito gusto y su gran amor por la moda.