Los casos de reincidencia luego de haber cumplido una condena por algún delito que involucró actos de violencia, son los que más llaman la atención de gente común y especialistas en el ámbito jurídico y de la psicología. ¿Qué lleva a que una persona vuelva a realizar daños a terceros ejerciendo la violencia? Muchos pensaríamos que, definitivamente, no escarmienta. Sin embargo, la respuesta podría ser lo que un grupo de científicos finlandeses acaba de descubrir: la violencia se porta en el ADN.

Científicos del Instituto Karolinska (Estocolmo), procedieron a evaluar material genético de casi mil individuos que habían sido condenados por delitos.

Anuncios
Anuncios

Luego del análisis, lo que hallaron es realmente asombroso. Entre los datos, registraron que aquellos sujetos condenados cuyos delitos involucraban comportamientos violentos, evidenciaban la presencia de los genes MAOA y CDH13 -este último con con anterioridad había sido vinculado a este aspecto -, no así en los otros casos. De esto es que los expertos concluyen que estas variaciones en los datos genéticos, podrían ser la causa de acciones violentas.

La investigación completa puede leerse en Molecular Psychiatry, donde se explica en detalle la experiencia. Además de resaltar la importancia de estos resultados, que llevarían a comprender las situaciones violentas desde otros parámetros, su director, Tiihonen, señala que existen otros factores externos al propio individuo responsables también de las conductas violentas, como puede ser el entorno en el que creció, los vínculos sociales, el consumo de sustancias, entre otros.

Anuncios

Por otro lado, la investigación es valiosa para poder comprender la naturaleza violenta, por ejemplo, en los niños.

Que nada suene a excusa. Si bien no se lo manifiesta explícitamente, queda claro que el reciente descubrimiento no tiene intenciones de servir de fundamento, sino de explicación de otra posible causa. De ningún modo se espera que sea usado como "excusa" para defender a individuos que hayan cometido actos violentos en perjuicio de un tercero. En un momento histórico donde la #Violencia de género -femenina y masculina -comienza a tomar voz propia y a ser denunciada, es conveniente que no se malinterpreten ni se escuden tras grandes descubrimientos científicos. #Investigación científica