Entre las múltiples causas del cambio climático, la emisión de gases es una de las más alarmantes, puesto que no hay signos de que vaya a disminuir en el corto plazo, tal como demuestran los estudios sobre el efecto invernadero. Dentro de esta zona problemática, el parque automotor se perfila como uno de los principales responsables si no se actúa de inmediato. Actualmente se calcula que existen más de mil millones de autos, y de continuar a este ritmo de crecimiento, para el 2050 se esperan que dos mil quinientos millones de unidades móviles transiten por las calles ¿Podrán hacerlo?

El pasado diez de octubre se celebró el Día Internacional del Viaje Compartido, jornada que festeja e incentiva a la implementación de modalidades alternativas de viaje.

Anuncios
Anuncios

Carpooling y carsharing, son dos soluciones que ya forman parte de la rutina de varias personas en el mundo. El carpooling se basa en la posibilidad de compartir trayectos o rutas habituales que pueden ser de corta o larga distancia. La novedad radica fundamentalmente en la sistematización de la propuesta, ya que se podría decir que su uso data desde la invención del transporte. Ahora, varias páginas web se dedican a la coordinación de viajes compartidos, tomando todos los recaudos del caso. De este modo, se ahorra dinero y también combustible, lo que repercute directamente en el ambiente.

La otra modalidad, el carsharing, se conoce como un sistema de alquiler de auto mucho más flexible que lo habitual. En París, por ejemplo, se puede rentar un auto eléctrico por poco tiempo, con la comodidad de devolverlo en distintos puntos de la ciudad, tal como sucede con las bicicletas.

Anuncios

Al usar cualquiera de las propuestas, se obtendrán beneficios a nivel micro y macro. En cuanto a lo micro, se ahorrará dinero en el viaje -que en estos casos puede reducirse a menos de la mitad - y en mantenimiento del vehículo. En cuanto a lo macro, habrá menos consumo de combustible, por tanto, menos contaminación. Y, de llegar a aplicarse en forma generalizada, también se reducirán las situaciones de estrés por el tráfico como los accidentes -y no se ha mencionado la posibilidad de ampliar las relaciones sociales -. La idea de compartir un viaje tiene tan buena recepción que grandes empresas automotrices como Ford, Mercedes Benz y General Motors también tienen negocios en estos nuevos rubros. Las nuevas necesidades obligan a todos realizar cambios y adaptaciones.