Si dejamos de lado por un rato el carácter innato o adquirido que debe caracterizar a un líder, podemos enumerar algunas cualidades que forman parte del bagaje necesario para poder alcanzar todas las capacidades de liderazgo. Y siempre teniendo en cuenta que el liderazgo se genera y se lleva a cabo ante un determinado grupo de individuos. En el caso de un directivo o gerente, el liderazgo será ante el personal propio de la empresa y toda su estructura jerárquica o sino, ante todos los que formen parte del grupo que el directivo o mando tiene deber de dirigir. A continuación describiremos 3 rasgos que el perfil de un líder debe tener:

- Personalidad adecuada: El líder debe tener una personalidad adecuada que muestre un alto nivel de equilibrio global. Por ello, no pueden faltarle cualidades como ser sereno, confiar en sí mismo, su autodominio debe complementarse con la capacidad de escuchar, no debe ser egocéntrico, debe saber intuir, debe tener don de genes, apertura mental y por último debe ser lo suficientemente objetivo.

-Estilo de mando: No hay una relación específica entre los diferentes estilos de liderazgo y mando, pero es considerable que un estilo autoritario no puede ir nunca con un verdadero liderazgo. Al jefe de la autoridad, al que ejerce su cargo al constante grito de mando y ordeno, al que sólo quiere que lo obedezcan, al que no da muchas razones, al que está rodeado de aduladores, frecuentemente frustrados o inútiles, a ese se lo sigue porque no hay otra opción, porque no hay más remedio, por organigrama, y nada más que por ello. Muchas veces ni siquiera se lo sigue, se lo caricaturiza por los rincones o se lo desprecia mucho. Estilos menos centrados en sí mismos, en medrar y subir siempre a toda costa de lo que sea, más humanos, ellos son los que sí facilitan enormemente el camino hacia el liderazgo. Y todo se compatibiliza con estilos de dirección en los que siempre es preciso una pizca de fortaleza y gran autoridad. Un líder siempre debe saber ejercer su autoridad, pero por supuesto autoridad no es lo mismo que autoritarismo.

- Capacitación y formación: El líder que ejerce autoridad en un grupo debe tener siempre una muy buena capacitación, siempre claro, de acuerdo con el nivel que tenga su cargo, las actividades que debe desarrollar el grupo y lo que su puesto o profesión de #Trabajo le requiera. Pero es importante siempre que toda esa capacitación sea percibida por el grupo. Para lo miembros de ese grupo, el líder siempre es quien tiene más conocimiento, más recursos y pone, si es necesario, la última piedra. En estos casos la formación es la que siempre ayuda. Tanto la que se encuentra en su currículum personal como la que va aprendiendo diariamente. Un líder nunca puede estancarse en su lugar, siempre debe adquirir nuevos conocimientos. Si el grupo se percata de que esto ocurre, entonces está totalmente perdido.