Es muy importante, para poder llegar de forma exitosa a la medición del clima laboral en una empresa, que los directivos tengan tres actitudes: actitud positiva, actitud abierta y actitud crítica. Y es totalmente contrario a éstas actitudes positivas las que se derivan de aquellos directores, mandos intermedios, directivos y gerentes que actúan o tienen una determinada mentalidad, según las distintas tipologías que existen, de extremada convicción de creer saberlo todo, de autosuficiencia o suficiencia, de desprecio a las nuevas maneras de dirigir negocios o empresas, o simplemente de indiferencia de éstas o de no darle importancia al factor humano que existe en sus empresas.

Anuncios
Anuncios

Ocurre exactamente lo mismo con lo que tiene la mentalidad de considerar al trabajador, al empleado nunca es necesario cuestionarle nada. Sólo deben cumplir su deber, trabajar en su puesto, y seguir todas las órdenes e instrucciones que se les den Es resto debe encargarse la organización o simplemente no tiene importancia.

En la misma línea estarían ubicados también todos los que muestran desinterés completo del entorno laboral en sí que rodea a los empleados de la organización. Con esto nos referimos al amplio entorno conformado por todo el ambiente material de los puestos de empleo y su respectivo diseño, la ergonomía, las condiciones ambientales, las propias motivaciones que presentan los empleados, las relaciones jerárquicas e interpersonales y varios otros aspectos afines a éstos.

Anuncios

Todas estas actitudes anteriormente mencionadas, que no se encuentran en contra de la obtención de óptimos resultados de producción y económicos, ni con la gestión correcta de los materiales de la empresa y los recursos humanos, se relacionan pésimamente con la concienciación correcta de un plan de análisis del propio clima laboral. Simplemente, para que esta genealogía de directivos, no existe jamás tal clima laboral. Es algo que no tiene importancia en los propios esquemas de mando y resulta totalmente etéreo.

Únicamente, con el correcto desprendimiento propio de las opiniones y los criterios, puede llegarse a afrontar con la justa motivación y creatividad procesos de estudio y medida del clima laboral existente, llegando así a obtener de ellos las determinadas ventajas e informaciones que quieran obtenerse. #Trabajo