Lo primordial siempre para tener un buen resultado es una buena limpieza de cara como base. A partir de ahí mantener la piel hidratada todos los días y en especial antes de maquillarse, ya que los polvos que aplicaremos para matizar los brillos suelen resecar la piel. Como base de maquillaje siguen en tendencia para el día los maquillajes muy fluidos y las BB cream de tonos similares a los de nuestra piel. Los polvos de sol ya los podemos guardar hasta el año que viene, solo se permite un pequeño toque para definir los ángulos de la cara, pero debe de ser muy discreto.

Por la noche podemos usar texturas de maquillaje más cremosas y polvos para matificar si la calidad y la juventud de la piel lo permiten.

Anuncios
Anuncios

Si ya tienes arruguitas es mejor aplicar los polvos con mucha cautela, en especial por las zonas donde las arrugas se suelen formar (alrededor de los ojos y la boca y por el entrecejo). La tendencia para este otoño es un maquillaje suave para el día donde van a predominar los tonos anaranjados y coral para los labios, sobre todo en textura de tinte o de brillo labial ;y las sombras verdes y marrón para los ojos.

Para la noche, sin embargo, se permiten las pestañas postizas y los eyeliner sesenteros con cola incluida al estilo Amy winehouse y los labios rojos intensos y granates. Aunque siempre se ha dicho que lo mejor es elegir entre destacar los ojos o los labios este año podras abusar y destacar los dos. Incluso por el día se le puede dar un poco de importancia a los ojos. Eso sí, de día los labios deben de resultar frescos y de colores naturales en la gama de los rojos pero poco cubrientes.

Anuncios

Los tintes son una buena opción si no te gustan los brillos porque dejan los labios muy naturales, como si llevaras los labios sin pintar. Los brillos se llevan con brillitos y sin ellos pero siempre de una textura que no sea pegajosa aquellas texturas que te dejaban los labios pegados y levantaban hilillos están pasadas de #Moda y se ven poco naturales. No queremos que nuestro pelo o cualquier insecto se quede atrapado por nuestros labios.