Los jabones y geles para el cuerpo son muy abrasivos. No los utilices nunca para el cabello. Las puntas deben cortarse como mínimo una vez cada dos meses, en luna nueva o creciente, para que el cabello crezca con fuerza y rápidamente. El romero acelera la circulación del cuero cabelludo, vigoriza y estimula el crecimiento del pelo.

Si tienes el cabello grasoso, la menta, la ortiga o la salvia son plantas con gran poder astringente que ayudaran a disminuir la grasa del cuero cabelludo. Si tu pelo es seco, lo indicado es el aloe vera, la miel o la caléndula. Prueba con una o con todas estas recetas para que tu pelo luzca de maravilla, sano y suave.

Anuncios
Anuncios

Son económicas y las puedes elaborar con productos que siempre tendrás a mano en la nevera o en la despensa.

Para dar brillo y nutrir una melena sin vida. Bate un huevo y añade una cucharada de aceite, si es de oliva, mejor. Aplícalo sobre el pelo como si fuese un champú o extiende la mezcla sobre cada mechón del cabello. Deja que actué por unos 30 minutos. Por último lava la cabeza y enjuaga abundantemente. Mezcla agua y leche a partes iguales, dependiendo del largo del cabello, añade 2 huevos batidos a la mezcla. Antes de lavarte la cabeza, ponla en el pelo dando un suave masaje.

Para el cabello seco. Una o dos veces al mes, peina varias veces tu cabello con un peine empapado en aceite de oliva, sin tocar el cuero cabelludo. Luego ponte papel platino o transparente y espera de 10 a 15 minutos.

Anuncios

A continuación lava la cabeza con agua tibia.

Para la caída del cabello. Cuando el pelo se cae en demasía: Pica y tritura cebolla y ajo, añade zumo de limón y unas gotas de aceite de oliva. Aplica esta mezcla por la noche, masajeando el cuero cabelludo. Te envuelves la cabeza con papel platino y/o un gorro de ducha hasta la mañana siguiente. Solo te queda lavarte el pelo cuando despiertes. Añade 3 gotas de aceite esencial de romero al champú y frota el cuero cabelludo con un suave masaje

Para que te crezca mucho más rápido. Vaporiza el pelo una infusión de perejil, deja que actué por espacio de una hora y lava la cabeza como siempre. Para el cabello seco y deshidratado, lo mejor es una mascarilla de henna incolora, la puedes conseguir en herbolarios. Te dejará el cabello hidratado y muy suave.