Estabilizar el ánimo sin picos de euforia ni depresiones en el ánimo es todo un arte. Consiste en visitar con asiduidad las diferentes capas que conforman el entorno propio, cuya misión es la de proteger el equilibrio emocional de uno mismo. Al igual que una cebolla, las capas que conforman el entorno envuelven a la persona proporcionando confort. Desde la más cercana hasta la más lejana, una tras otra se vinculan de forma diferente con el núcleo. En apariencia forman un bloque compacto y sin embargo cada capa esta separada de las demás capas por lo que si bien colindan y se relacionan en cierta forma son todas ellas independientes, y cumplen su función existiendo de este modo.

Anuncios
Anuncios

Las personas necesitamos el contacto que nos vincula a nuestro entorno. Empezando por nuestro centro de equilibrio, una tras otra las diferentes capas que conforman los diferentes entornos nos ofrecen perspectiva y por ende visión a cerca de nuestro estado de ánimo. Diferentes entornos pueden ser entornos físicos, entornos familiares, entornos laborales, entornos públicos, etc... Saber que disponemos de diferentes alternativas a las que acudir cuando buscamos ayuda para estabilizar el ánimo, supone acceder a un universo de posibilidades afines a nuestra forma de ser. Separar los entornos y actuar de acuerdo a ellos en los momentos en los que estamos en contacto con ellos, ayuda a evitar las contradicciones que pudieren surgir a causa de la des ubicación de la personalidad, que a menudo surge como consecuencia de los diferentes perfiles psicológicos que utilizamos en función de las circunstancias y las personas con las que interactuamos.

Anuncios

Piel de cebolla significa saber separar entornos y personas, poder dedicar sin dispersión toda nuestra atención a la tarea en concreto que estemos realizando. Fruto de esa concentración positiva devienen la buenas sensaciones y por ende un vínculo simpático hacia el entorno concreto que nos implica en ese momento preciso. El deseo de protección es un deseo lícito y natural y sin embargo si no aprendemos a separar o a dividir el peso específico de nuestra demanda afectiva es probable que saturemos a las personas que están a nuestro lado. #Depresión