Ninguna relación es una pérdida de tiempo, porque si no te dio lo que deseabas, te enseñó lo que necesitabas.

Muchas parejas sean matrimonios o parejas eternas de noviazgos se sienten frustradas cuando ven que pierden una pareja por las causas que sean.

Por lo general, se sienten que algo hizo mal o que el otro no entendió la forma en que era el otro y no quiere reconocer que ambos han aprendido entre sí muchas cosas, que ahora no ven al principio de una ruptura de pareja.

La fuerza de voluntad es fundamental para salir de nuestra área en la que estábamos antes sumergidas de depender del otro. El mundo no acaba cuando se rompe una pareja.

Anuncios
Anuncios

Es verdad que se necesita hacer un tiempo un luto o no después de estar en pareja durante tanto tiempo o en el breve tiempo en que estuvieron juntos.

Motivarte a salir de ese círculo en que te haces la cabeza, preguntándote y contestándote todo el tiempo que fue lo que hiciste bien o mal en la pareja, no te sirve de nada. Una cosa es que hagas una lista, una sola vez de lo que hiciste mal y bien y como solucionaste lo que habías hecho mal o como deberías solucionar aquello que hizo daño a ti y a tu pareja en aquel momento.

La tolerancia a tu propia frustración es superar aquellos "fracasos". Una actitud positiva a la hora de una "derrota de pareja" nos ayuda a aprender y a crecer en experiencia como personas.

La valentía con que asumas que ya no tiene validez dar vueltas todo el tiempo sobre lo mismo, te hará capaz de valorar las capacidades que tienes para transformar una situación negativa en positiva.

Anuncios

La actitud positiva nos hará superar con mayor fuerza y entusiasmo que no todo es para siempre. Haber estado en pareja sea el tiempo que sea, hemos aprendido muchas cosas entre ellas: a saber convivir con otra persona que es diferente a nosotras, a valorar lo que descubrimos de nosotras mismas dentro de una pareja, a perder ciertos miedos que nos daba vuelta en la cabeza como la no aceptación de alguna parte de nuestro cuerpo, la base de todo: la comunicación y el saber escucharse entre las partes es y será importante en una pareja.