El zapato de tacón alto se considera uno de los inventos más antiguos del hombre. En las ilustraciones del antiguo Egipto se pueden apreciar las representaciones de hombres y mujeres sobre zapatos elevados. Los especialistas remontan su origen al siglo XV cuando se hizo necesario durante las maniobras con caballos para que el pie encajara en el estribo.

En los dibujos de Leonardo Da Vinci también aparece el tacón alto relacionados con el manejo de caballos. Lo destacado es que la tradición ha llegado hasta nuestros días y ha sido considerado una de las causasmás frecuentes de artrosis en la rodilla en la mujer.

Los estudios científicos han demostrado que ponerse de manera abusiva este tipo de calzado provoca que la mecánica del pie no funcione adecuadamente.

Anuncios
Anuncios

Así se lastima no solo el pie, sino también el tobillo, la rodilla e incluso la cadera.

Sin embargo es considerado como uno de los símbolos de #Moda y elegancia en la actualidad: muchos diseñadores de alta costura promueven el uso de tacones muy altos, siendo indispensables para algunas actrices o cantantes. Entre ellas se encuentran: Lady Gaga, Beyoncé, Jennifer López, Victoria Beckham y Alicia Keys. Todas consideradas como paradigmas de la belleza femenina.

Son hermosos y elegantes; y provocan a su vez la degeneración del cartílago y el envejecimiento de las articulaciones. Pueden traer complicaciones en jóvenes que sufran algún traumatismo o problema congénito. Las rodillas son de las articulaciones del esqueleto humano más sensibles y, por ende, las más perjudicadas pues soportan constantemente el peso de nuestro cuerpo y de los objetos que transportamos.

Anuncios

Los médicos recomiendan el uso de calzados bajos o tenis para evitar afectaciones en la rótula. El principal síntoma es el dolor, pueden aparecer sensaciones de rigidez y limitaciones de movimientos. El zapato de tacón puedeincrementar el riesgo de desarrollar osteoartritis, enfermedad producida por el desgaste del cartílago, por lo que se disminuye la amortiguación que protege los extremos de los huesos y trae como consecuencias los dobleces en las rodillas y los arcos en la espalda.

En estas afecciones se citan entre los factores de riesgo, los genéticos, los medioambientales, los hormonales (entre los que se incluyen la disminución de estrógenos, en la postmenopausia) y la obesidad.

Los corredores profesionales de maratón, futbolistas… son los más propensos a esta enfermedad que aún no tiene cura, aunque existen tratamientos farmacológicos y fisioterapéuticos que alivian y frenan en algunos casos el avance de su padecimiento.

Esto nos previene de las consecuencias para nuestro cuerpo de lo que usamos. Cuídese de la altura de los tacones: "en la actualidad el récord Guinnes de altura de tacón es de 42cm. Sin embargo existen pruebas de una empresa española extreme high heles que hacen realidad los diseños de Pablo Beneit con zapatos de tacones hasta de un metro de altura".