Llega una edad, a eso de los 50, que te aconsejan dar un giro en tu salud. Es una realidad muy común, nos obliga muy a menudo a recurrir a fármacos para aliviar el dolor y la hinchazón. Pues a mí me ha venido con 38 años por tener unos antecedentes familiares, algo desastrosos, en tema de huesos. Hay remedios naturales que surgen el mismo efecto que los fármacos.

La primera en la frente: dieta adecuada mi ritmo de vida, o sea, comer sano y cinco veces al día (nada de picar, ¡con lo que me gusta el picoteo!), uso de ciertas plantas medicinales, incorporar ciertas frutas en mí día a día y, sobretodo, CONSTANCIA.

Mi doctor, que es muy cachondo, mantiene que la "medicina natural es un recurso a la mano de cualquiera".

Anuncios
Anuncios

Lo constato, aunque tienes saber de qué va el tema. Existen infinidad de plantas medicinales para cada necesidad: inflamaciones, desgaste, dolores, etc. Así que con constancia y voluntad se puede mantener una buena salud ósea. Estos "tratamientos" son más eficaces tanto en cuanto los prolongamos en el tiempo.

Algunas plantas y alimentos beneficiosos:

· Cola de caballo: muy rica en minerales, estimula el colágeno de los tejidos de los huesos por tanto ayuda a reconstruir cartílagos y enfermedades articulares.

· Diente de león: rica en minerales y vitaminas. Una infusión cada tarde y se verá beneficiado nuestra estructura ósea.

· Ortiga: tiene hierro, magnesio, calcio y fosforo. Gran complemento de vitaminas y minerales para nuestros huesos.

· Consuelda: Muy efectiva cuando hay dolor de rodillas por desgaste (se aconseja tomar dos tazas al día).

Anuncios

Efectiva en la formación ósea en fracturas o desgaste.

· Abedul: tiende a reducir las inflamaciones articulares (tendinitis, artritis, artrosis… incluso fibromialgia)

· Sardinas: ricas en calcio y vitaminas

· Salmón: posee una gran cantidad de vitamina D (ayuda a proteger nuestros huesos)

· Cerezas: por su alta cantidad de antioxidantes. Es recomendable unas 10-15 cerezas al día.

· Piña: contiene bromelina (la encontramos en el tallo y en su zumo) ayuda a la inflamación reduciendo el dolor.

· Granadas: contiene propiedades antinflamatorias, de ésta manera protegemos huesos y cartílagos.

· Uvas: ricas en antioxidantes, vitamina B y en potasio, su consumo favorece la reducción del dolor y mejora los problemas cardíacos, en el caso que los hubiera.

· Higos: reducen la inflamación y regenerar cartílagos. Se recomienda comer 4 higos.

· Dátiles: ideal si los incorporamos en nuestro desayuno junto con nueces. Disminuye la inflamación y regenera tejido óseo.

Hay que decir que las enfermedades no desaparecen al tomar, sólo, estas infusiones o alimentos pero sí que mitigan el dolor y nos permite tener una calidad de vida mejor.

Anuncios

Por tanto, hay que hacer un cambio en nuestro estilo de vida: reducir la cantidad de sal (debilita la absorción del calcio), de azúcar (hace que tengamos menos fósforo), bebidas gaseosas (dificultan la asimilación del calcio), evitar consumir muchas legumbres (también, dificulta, la absorción del calcio). Corre, salta, muévete…disfrutar de buena salud, sólo, depende de uno mismo.