Los colores que utilizamos al decorar nuestro hogar reflejan mucho nuestra personalidad y la de los moradores de la vivienda. Decorar un hogar es algo muy personal. Para descubrir tus colores preferidos en cuanto a la #Decoración, examina una carta de colores y elije los colores que te llamen la atención y por los que sientas una inmediata atracción, sin pensarlo mucho.

Escoge tres colores, primero el que para ti sea el más atractivo e interesante. Luego uno que te transmita tranquilidad y sosiego y por último el que te resulte más sugerente y creativo. El que hayas seleccionado en primer lugar como el más atractivo utilízalo como color principal en sala de estar.

Anuncios
Anuncios

En los dormitorios por supuesto, el color más sosegado y relajante para ti y en las estancias destinadas al trabajo, la costura, el estudio, etcétera el color más inspirador.

Si te gustan y has seleccionado colores muy fuertes o muy oscuros, empléalos solo como colores secundarios en accesorios como cojines, cortinas, etcétera y utiliza el blanco para combinar y así atenuar el efecto visual. A tener en cuenta: Para crear entornos que induzcan al descanso se suelen utilizar colores fríos como los azules, violetas o verdes o si vas a decantarte por colores cálidos, utiliza el salmón o el amarillo. Si lo que deseas es crear un ambiente acogedor los tonos seleccionados serian ocres, tostados o rojos.

Si una habitación es pequeña y queremos producir un efecto de mayor amplitud lo mejor es conjuntar tonalidades de un mismo color, pintando con los tonos más suaves las paredes laterales.

Anuncios

Si de lo que se trata es de reducir visualmente la estancia, pintamos tres de las paredes de un tono claro y la cuarta de uno más oscuro. El gris es un color muy elegante que está muy en boga, sobretodo el gris perla y principalmente se utiliza como fondo para la integración de otros colores

El blanco no tiene que ser tan blanco: Hay blancos en tonos melocotón, con tonalidades azuladas y rosadas. La mejor manera de usar el blanco puro es para contrastar con otros colores. Si vas a utilizar el blanco azulado recuerda combinarlo con colores cálidos, ya que es demasiado frío.