Muchos hombres y mujeres pasamos varias horas en la cocina. No todo el mundo es un masterhef ni tiene una enorme y moderna cocina. Hoy, me gustaría compartir algunos trucos, a lo mejor ya los conocéis, que si eres amante de la cocina te van a encantar y te llevas regulín regular, como es mi caso, con el mundo culinario...nos puede ayudar mucho y no tener la sensación de morir en el intento.

1. Presionar el limón rodando: Colocamos el limón sobre la mesa o el mármol y con la palma de la mano lo hacemos rodar, haciendo una ligera presión. Este movimiento hace que las hebras se rompan y se separen de la pulpa, con el objetivo de extraer más zumo.

Anuncios
Anuncios

2. Hacer cubitos de café:en verano la estrella de las sobremesas es el café con hielo. Preparamos una cafetera de buen café, mejor si es fuerte. Lo dejamos enfriar, lo vertemos en una cubierta y directo al congelador. ¿Alguien quiere un café con hielo?

3. Polines de pie: los polines o flashes son los helados preferidos por los peques de la casa. Además son muy económicos. Lo normal cuando compramos el paquete es ponerlos tumbados en el congelador. Si los ponemos de pie, una vez congelados se pueden tumbar, será mucho más fácil de abrir.

4. Cortar una mandarina: Tenemos que cortar los dos extremos y hacer un corte en el medio, abrimos, no nos manchamos ni pringamos las manos.

5. Frescura del huevo: para saber si un huevo aún está fresco, sólo, necesitamos un vaso lleno de agua e introducimos el huevo.

Anuncios

Si se queda en el fondo, está fresco; se queda medio flotando, hay que cocinarlo ya; flota...a la basura de cabeza.

6. Cortar patatas conn el cortador de manzana: un nuevo uso a esta instrumento que algunas tenemos olvidado por el cajón. Las patatas tienen que ser de una medida concreta pero nos quedaran unas patatas fritas estupendas.

7. Rallar dentro de una bolsa de plástico: para rallar queso o pan de una manera higiénica: cogemos una bolsa de plástico e introducimos el cortador y a rallar se ha dicho.

8. Pan fresco de un día para otro: metemos el pan en un una bolsa de plástico con un tallo de apio.

9. Pelar huevo duro con una cuchara: Hay que romper los dos extremos dándole un golpe mediante la base de la cuchara, retiramos la cáscara. Nos queda un hueco e introducimos la cuchara con cuidado y quitamos la cáscara.

10. Cubitos de hielo: con agua caliente se hacen más rápido. Este fenómeno se conoce como efecto Mpemba.

11.Conservar quesos y cremas más tiempo en la nevera sólo hay que darle la vuelta al recipiente.

Anuncios

Esto crea un vacío que dificulta la aparición de bacterias.

12. Pelar muchos ajos a la vez: golpeamos la cabeza de ajos con la mano o la base de una cacerola, así separamos los dientes. Los colocamos en un bol metálico y lo tapamos con otro bol, también, metálico. Agitamos con fuerza. Wuala! ajos pelados en un santiamén.

13. Eliminar el olor desagradable de las manos mientras estamos cocinando: las frotamos con una cuchara inoxidable, absorberá el olor.

14. Desengrasar, rápidamente, el caldo: después de preparar el caldo o salsa y ha quedado grasiento pues, apagamos el fuego, lo dejamos enfriar 10 minutos. De ésta manera la grasa estará flotando, echamos unos cuantos cubitos de hielo, se tiene que hacer rápido sino los cubitos de derriten, y verás como la grasa se adhiere en ellos.

Cocinar se ha vuelto una prioridad, muchos de los trucos y técnicas de nuestras madres y abuelas han sido olvidadas. Es hora de desempolvarlos ya que son pequeños ingenios que nos ahorran tiempo y aprovechamos alimentos sin tener que contar con excesivos instrumentos culinarios.