Mediante el perfume expresamos nuestra personalidad, es un complemento imprescindible para todas las ocasiones.

Los hombres casi no se dan cuenta, pero nosotras sabemos lo agradable que resulta disfrutar y lo que atrae el aroma que desprende un hombre perfumado.

El tipo de piel que tengas influye en el aroma, por ejemplo en las pieles grasas la fragancia se intensifica mucho más que en las pieles secas, por lo cual si tienes la piel seca tendrías que aplicarte el perfume dos veces al día para mantenerte perfumada durante toda la jornada.

Si quieres identificarte plenamente con una fragancia en especial y que su olor perdure, utiliza la marca elegida en tu loción corporal, gel de baño, agua de colonia y por último el perfume.

Anuncios
Anuncios

Por lo general una fragancia la puedes aplicar en ambas muñecas, en el ombligo, en el cuello, detrás de las rodillas e incluso en el tobillo. No obstante no conviene abusar de la cantidad aunque huela fabulosamente, utiliza siempre el perfume con moderación.

Nunca deberías frotar las muñecas una contra otra, después de ponerte el perfume, pues eso destruiría los elementos químicos del mismo y alteraría su aroma.

Como elegir tu fragancia personal

No es buena idea probar más de tres marcas distintas, pues el olfato perdería la capacidad para diferenciar unos de otros.

Lo mejor es aplicar el aroma directamente sobre la piel y no olfatearlo desde el envase o en un palito, pues de esa manera no se capta el verdadero olor que emitirá sobre tu cuerpo.

El lugar idóneo para probar un perfume es en la muñeca y esperar unos minutos.

Anuncios

Mientras más tiempo esperes mejor pues así podrás percibir como olerá finalmente el espíritu de la fragancia combinado con tu piel.

La reacción entre el aroma de un perfume y las emanaciones naturales de tu piel es única y original, por lo tanto el perfume que te guste en otra persona no necesariamente será el adecuado para ti.

Los perfumes son los más intensos en el aroma pues tienen un porcentaje más alto de esencia y menos de alcohol en su composición, también su fragancia es más duradera. Los Eau de Perfume son un poco más suaves y llevan más alcohol y por lo tanto duran menos, entre cuatro y cinco horas.

Por último, los Eau de Toilette que son como agua de colonia, estos contienen aparte de la fragancia, alcohol y agua y duran aproximadamente tres horas.