Hoy en día llevar una buena y correcta alimentación es primordial para nuestra salud, si ésta falla nuestra maquina se para. Pero como toda máquina necesita combustible. Como ya sabemos, en nuestra sociedad las enfermedades ligadas a la alimentación se colocan en los puestos más altos respecto al número de personas que las padecen, ya sea por un exceso de peso como es la #Obesidad, por culpa del sedentarismo y malos hábitos alimenticios, o enfermedades en las que el poder de la mente juegan un papel importante como es la anorexia y bulimia, en las cuales la alimentación es la protagonista. Ambos casos son muy peligrosos y hay que aprender a detectarlos a tiempo y a tratarlos ya que tienen solución.

Anuncios
Anuncios

Las diferentes culturas globales dotan de diferentes costumbres respecto a las comidas. Sabemos que en muchas partes de la Europa occidental las comidas principales son 3 sobre las horas : 8 de la mañana, 12 del mediodía y 6 de la tarde. España es una excepción ya que tenemos nuestra preciada y sana dieta mediterránea, una de las más recomendados y aclamadas por importantes científicos pues según estudios dota de una gran calidad de vida. Aunque no toda la mayoría de la población española la realiza, en esta dieta priman las cinco comidas de cantidades menores y variedad mayor.

La mayoría de personas que quieren adelgazar piensan que hay que restringir lo que comes realizando tres mínimas comidas al día. Esto puede durar ,con mucha fuerza de voluntad, dos semanas, ya que en este tiempo notaras como la pérdida de peso a aumentado así como tus energías han bajado, produciendo que dejes de lado la dieta, así como el conocido efecto rebote.

Anuncios

El efecto rebote o ¨yoyo¨ produce que el cuerpo, el cual es una maquina muy inteligente, se da cuenta de que el aporte energético es menor entonces le constara más quemar grasa en próximas semanas además de que cuando se le aporte algo de grasa, de la cual te estabas privando durante la dieta, se almacenará de una forma más severa.

Stop a los ataques de hambre. Uno de los enemigos más frecuentes de las dietas son los ataques de ansiedad repentinos que nos invaden entre comidas o al finalizar estas, ya que solo tres comidas no son suficientes para que a nuestro cerebro le llegue la información de saciedad, y al llegar la próxima comida no mide ni la cantidad ni el tipo de alimento, y la ingesta es el doble, además de que cuando los niveles de glucemia son bajos, tendemos a acudir a alimentos grasos altos en carbohidratos y grasas saturadas.

Estabilidad del azúcar en sangre. Mantener el nivel de glucemia, es decir azúcar en sangre, juega un papel muy importante, puesto que al cerebro le llega la señal de saciedad, además de que este seguirá produciendo señales de trabajo pues la energía se encuentra ¨cargada¨.

Anuncios

No obstante no hay que relacionar azúcar con bollería, ya que hay alimentos como la bollería y otros alientos que al ingerirse alcanzan niveles muy altos pero son liberados muy rápidamente, por lo que el cuerpo solo es capaz de utilizar los lípidos que se acumularan en forma de grasa. Esto quiere decir que los alimentos que debemos, por ejemplo entere horas, son las frutas o verduras, así como la fibra y proteínas. Haciendo cinco comidas, no pasarás hambre y además aumentará tu metabolismo.