La cascada Horsetail o cola de caballo fluye a 500 metros de altura en el Parque Nacional de Yosemite (California), que está formado por la cordillera de Sierra Nevada con una extensión de 3081 Km. Se encuentra a 320 km de San Francisco y en 1984 fue declarado Patrimonio de la Humanidad. Es visitado por más de 3 millones de personas al año. Ha conservado su importancia histórica siendo considerado una de las "joyas de la corona" del Sistema de Parques Nacionales de EEUU.

Hay cuatro vías principales para entrar al parque: la Ruta Estatal 120 desde el oeste y que es la más rápida, Ruta Estatal 120 desde el este (Tioga Pass Road) la cual sólo está abierta de junio a finales de septiembre, Ruta 41 del norte de Fresno y Los Ángeles/California del Sur y Ruta 140 que es la entrada más occidental.

Anuncios
Anuncios

Todas éstas rutas discurren por carreteras de montaña, en las cuales el viento y el clima pueden variar rápidamente e incluso de manera drástica por tanto se debe extremar las precauciones.

Yosemite surgió por la erosión del agua, como efecto de las glaciaciones. Está formado por grandes formaciones de rocas de granito, acantilados, lagos, ríos, bosques de secuoyas gigantes y con una enorme diversidad de plantas y de animales. Cerca del 95% del parque es considerado zona salvaje. Hay dos ríos grandes, Merced y Tuolomne, que han formado 3200 lagos y 2700 km de arroyos.

La roca desde donde cae la cascada se le conoce como El Capitán, su parte es más alta es de 910 metros de altura y sus aguas provienen del deshielo. Cuando el sol de las dos últimas semanas de febrero y si las condiciones atmosféricas son idóneas.

Anuncios

Al amanecer, la cascada se ilumina desde detrás por el resplandor rojizo de los rayos solares, el fenómeno dura unos minutos pero es una visión espectacular. El sol proyecta su luz naranjada sobre la caída de agua estacional que se genera en invierno hasta inicios de la primavera. La intensidad de la luz por efecto del sol parece simular una caída de lava que fluye hasta el abismo. Es un efecto natural: no es lava ni fuego de verdad, es un efecto óptico.

Inmortalizar una imagen del momento es una tarea que requiere mucha paciencia, ya que hay que esperar a estar en el momento adecuado y que coincida el buen tiempo. Es una cascada única en el planeta y es uno de los paraje naturales más bellos y raros del mundo.