En ocasiones, la realidad es presentada con incompatibilidades imposibles de resolver. Gran parte de la responsabilidad de que esto sea así se lo debemos a la ciencia que pone todos sus esfuerzos en hacer la vida del hombre un poco más equilibrada, pero otro poco también se lo debemos a la creencia popular y a la (des)información que aportan los medios masivos de comunicación. Por el motivo que fuere, hay ciertas cosas que solo a los atrevidos se les ocurriría hacer. En esta línea, el deporte y el consumo de alcohol parecen ser irreconciliables. Hasta ahora.

Un profesor de la Universidad de Barcelona asegura que ingerir cerveza luego de realizar una actividad que conlleve desgaste físico es beneficioso para la recuperación del músculo.

Anuncios
Anuncios

La aseveración formó parte de un congreso de educación física y estuvo a cargo de Joan Ramón Barbany. Lo que explicó el catedrático fue que la cerveza, por su composición, tiene efectos antioxidantes, una propiedad altamente ventajosa para quienes practican algún deporte puesto que, durante el ejercicio, se genera un proceso de oxidación del músculo. También señaló que las burbujas provocadas por el gas aportan mayor sensación de calma de la sed.

La polémica. Aunque el mismo responsable de la afirmación recomienda la ingesta moderada, no diferencia entre el consumo de cerveza con o sin alcohol. Sin embargo, hay quienes asumen el beneficio de una hidratación con cerveza, pero no así con alcohol.

Fútbol y cerveza. Dos equipos de fútbol quisieron estar a tono y no perderse las virtudes de la cerveza.

Anuncios

En la última semana, una noticia sorprendió a espectadores, pero sobre todo a jugadores del Sevilla de España. La novedad consistió en un regalo bastante particular que hizo una empresa sponsor del equipo por haber ganado en la Europa League. Se trató de litros de cerveza que rigurosamente se ajustaban al peso de cada uno de los jugadores. Por otro lado, el FT Barcelona ha firmado un contrato con una marca de cerveza mexicana, Tecate. Negocios transoceánicos llevan a dos países a unir pasiones. Cabe preguntarse si luego del entrenamiento los jugadores se hidratarán con cerveza.

"Negocios son negocios". La ciencia avala otra alianza estratégica que ahora puede salirse del margen del patrocinio.