¿Por qué tener una mascota en casa? Mi madre jamás quería tener una mascota en casa cuando éramos chicos porque quería tener libertad para ir donde quisiera sin pensar en tener donde colocar a una mascota si se nos daba de viajar por ejemplo.

Pero claro, un día pasó que entraron ladrones en mi casa y fue algo que nuestros ojos no daban crédito a la escena que veíamos ante nosotros.

Fue entonces que mi padre decidió comprar una alarma para colocarla en nuestra casa y un perro ovejero alemán de 45 días. Mis padres fueron a Comandante Espora que es una zona militar a buscar un perro. Cuando mis padres vieron a Paul y a su hermana en el canil, Paul se había cogido de la puerta, a mi madre le pareció gracioso y lo adoptó.

Anuncios
Anuncios

Paul era nieto de campeón en su raza, le comunicó el militar que les atendió.

Cuando le conocimos mi hermano y yo, quedamos encantados con Paul. Demás está decir, que era un malcriado pero cumplía su rol de perro guardián. Un día mi madre olvidó llevar las llaves en su monedero. Paul estaba en la casa y como la puerta no tenía manija del lado de afuera pero si estaba sin llave, mi madre a través de la ventana, le llama a Paul. El vecino que justo pasaba se detuvo mirando como mi madre le llama a Paul y le decía: Paul, abre a mamá, vamos, que tú puedes. Después de varios intentos, Paul con su pata le abre la puerta a mi madre. El vecino quedó shockeado y no entendía cómo Paul pudo abrirle la puerta. Mi madre con una sonrisa le dice a nuestro vecino: estoy segura que no creías que Paul me abriría la puerta, verdad? El vecino sonrió y dijo: la verdad, tiene razón, ¡¡¡es súper inteligente!!!

Ha tenido miles de anécdotas en sus 11 años de vida, pero cuanto nos puede enseñar un perro, no solo a cuidarnos, a darnos ese amor incondicional, son ángeles prestado digo yo porque su amor es incondicional, ellos son fieles, son los que te escuchan cuando tu estas decaído, se alegran cuando vienes de tu trabajo o viaje, te esperan cuando no los llevas contigo.

Anuncios

Hoy mi madre esta viuda, después de Paul, vino Daisy, tuvo una hermosa historia, era una perrita de la calle, solo que hace unos meses se fue para estar junto a Paul también, era muy viejita 16 años, fue la compañía de mi madre. No dejes de tener una mascota, no lo pospongas, es una bendición tenerlos. #Animales