Hace unas semanas Sara Steward, dictó una conferencia a los profesores de una universidad en España.
Se encontró con un gran público exigente y experimentado como era de esperarse siempre que hace una conferencia. El tema que debía tratar es que se enfocara en el por qué amar el #Trabajo. La gran mayoría de los asistentes se sentían abatidos por esta situación de crisis que se está viviendo y a causa de ello es como que se siente un desamor por lo que uno hace ante empresarios o directores de colegios en este caso.


El amor es el toque mágico para convertir vuestro trabajo en un estilo de vida, porque se ha nacido con un talento y don para desarrollarlo. Ya se sabe que el amor a vuestro trabajo, debe ser vuestra mayor distracción. No se puede concebir a un profesional exitoso y próspero sin felicidad en el corazón, pues sería como un esclavo de su obra y no un amo de su prosperidad.


Fíjense Leonardo Da Vinci que pintó a la Mona Lisa o Miguel Ángel que hizo El David o cuando pintó la Capilla Sixtina, etc. Si ellos no lo hubiesen hecho esas obras con amor, el resultado hubiese sido mediocre. Como ellos han amado su trabajo, su trabajo fue todo un éxito. Lo que se quiere recalcar es: si amas tu trabajo, el resultado será exitoso, pero si tú no amas tu trabajo el resultado será negativo
Es lamentable que muchos hombres usen sus capacidades en cosas atroces. Sabrán que hay personas que aman hacer daño por lo tanto trabajan y construyen con amor aquello que daña a la gente como hacer armas o hacer guerras. Ellos piensan que trabajando haciendo armas o armando guerras lo hacen con satisfacción y están convencidos que es amor a su trabajo. El ingenio lo usan para destruir en vez de hacer algo productivo para toda una nación por ejemplo.


De la misma forma se aplica a un empresario sin amor, éste jamás cumple las metas o las cumple a medias, sencillamente porque no lo hace con pasión; su propio factor humano es apto porque tiene conocimiento pero no tiene amor por lo que hace. 


Entonces pensemos siempre, que lo que se hace con amor, dará sus frutos, mientras que si lo haces a desgano, serás la persona más triste que haya en la tierra, aun cuando el salario sea una miseria.