Cuando las mujeres llegan a los 40 años se encuentran con una etapa "intermedia" de sus vidas en la que ya no están en la juventud plena pero tampoco integran la tercera edad. No todas las mujeres tienen predisposición a que las arrugas asomen a esa edad, mientras que a otras el espejo sí empezó ya a mostrarles líneas de expresión en rostro y escote, algunas arruguitas, flacidez o falta de tonicidad. Algo que sin dudas todas detestan pero que es completamente natural.

¿Cómo es el proceso natural de envejecimiento? El organismo comienza poco a poco a disminuir la segregación de colágeno, es decir, la sustancia que mantiene a la piel firme y tersa.

Anuncios
Anuncios

Luego, el proceso de renovación o regeneración celular se vuelve más lento, por lo cual el tono de la piel se opaca.

De manera que los productos que utilices para conservar joven tu piel deben contener colágeno, elastina y vitamina A. También el ácido hialurónico es importante. Hay ciertos factores que influyen en que en algunas mujeres el inevitable proceso de envejecimiento tarde menos y en otras se acentúe antes. Básicamente, por un lado está su predisposición genética, y por el otro, sus hábitos cotidianos.

Por este motivo, los cuidados de la piel (de todo el cuerpo) deberían comenzar a los 20. Ésa es la garantía de lucir a futuro una piel radiante, envidiable y de hasta 10 años menos. Además es imprescindible incorporar ciertas acciones cotidianas saludables, como no fumar, no beber alcohol en exceso, llevar una dieta balanceada, beber 2 litros de agua por día y cumplir con una serie de cuidados de manera constante.

Anuncios

No te olvides que tu piel es una parte muy importante de tu cuerpo y nunca debes descuidarla. Asegúrate de mimarla siempre para, en un principio, no sufras ningún problema cutáneo y, además, para que luzca bonita más allá del paso de los años.

Recuerda que la piel es nuestro órgano mas grande y, como tal, merece la dedicación adecuada. ¡No te olvides de tu piel! ¡Hazme caso y luego verás cómo me agradecerás el consejo!