Los adolescentes suelen ser muy crueles, pero, ¿qué sucede cuando son mayores? Esta es la historia de Micaela quien no era tan popular cuando estaba en la primaria y secundaria. El grupito escolar de su división se dividía en lo siguiente: un grupo que eran nenes y nenas de mamá y papá o sea los de más poder adquisitivo, otro grupo eran niños o jóvenes de clase media y un tercer grupo que eran "los minoritarios".

Estos últimos son los que más sufren. Debido al desprecio y al hazmerreír de los dos grupos anteriores. Micaela era una chica callada, no se metía con nadie y trataba en lo posible de juntarse con las chicas que no eran "aceptadas" en otros grupos.

Anuncios
Anuncios

Entre ellas se divertían a lo grande más que los demás, pero no compartían con el resto, esto los adolescentes o niños los catalogan de "los marginados". Entonces el grupo de nenes y nenas de mamá más los de clase media les empiezan a hacer cosas para reírse de ellas o ellos.

A Micaela le pasó que un día la invitaron con su grupo a tomar la merienda, su grupo de amigas habían asistido a la casa de una de sus compañeras "ricachonas", cuando empezaron la merienda, una de las "ricachonas" al beber la leche chocolatada le tira una servilleta en la cara y demás estar decir que se le vuelca la taza en un hermoso vestido que había comprado, todas empezaron a reír y a gritarle menos sus amigas. Viendo que Micaela lloraba en silencio mientras se limpiaba, una de ella reaccionó, se paró y le dijo: ¡¡¡Como Dios te puede dar tanta belleza, tanto lujo y ser tan malvada!!! A lo que esta respondió: ¡¡¡Dios me da belleza, lujo y poder, que no lo tienes tú ni tus amigas!!! ¡¡¡No sabéis comportaros en una mesa de merienda!!! La otra contesta: si nos sabemos comportar en una merienda, crees que te puedes burlar de nosotras por tener padres que trabajan a sol y sombra para que no nos falte nada, vales tu más que nosotras, la pobreza nunca fue una deshonra!!.

Anuncios

Después de ese episodio se fueron de la casa.

Los años pasaron y las cosas cambiaron, Micaela y sus amigas son hoy profesionales, han sabido ganarse la vida y hoy hacen que sus hijos no actúen como han actuado sus ex compañeros de colegio a pesar de que sus hijos pertenezcan a la clase alta. Pero la vida da muchas vueltas, esa misma joven que un día se burló de Micaela, hoy es una barrendera de calles, es un digno trabajo pero ahora ella es la que baja la cabeza frente a la gente que le conocía.