Cuantas veces hemos llorado y siempre hemos escuchado que el llorar es para gente débil, a los hombres desde pequeños se les dice no deben llorar, por eso se aguantan sus emociones para no poner en duda su masculinidad, lo que le supone agravar su carga de estrés afectándole de manera sensible su salud. De lo contrario de reír, ya que el llanto lo asociamos con lo negativo y traumático. Diversos estudios aluden que el llorar trae beneficios para nuestra salud mental y física.

Voy a enumerar algunos:

Al llorar elimina sustancias, generadas por la tensión nerviosa, es decir nos liberamos del estrés. Ademas las lagrimas nos limpia y nos mantiene lubricado los ojos y se liberan hormonas de bienestar.

Anuncios
Anuncios

El llorar nos permite eliminar adrenalina, noradrenalina, que son los neurotransmisores que segregan en exceso cuando estamos con mucho estrés.

El llorar te alivia de las tensiones, elimina la tristeza y te ayuda a desahogar de alguna pena, y después te permite ver con claridad la situación, para tomar decisiones correctas, sobre algún problema que te aflige. Los motivos del llanto pueden ser por emociones o estados de ánimos de intensidad elevada, como pensamientos malos, rabia, malas noticias, ver algún drama en la televisión o película, o al sentirnos impotentes ante una situación en concreto. También puede ser lo contrario emociones positivas como una alegría muy intensa.

No es bueno reprimir o aguantar el llanto porque te afectará notablemente ya que esto te producirá mas rabia, agresividad, y trastornos de ansiedad.

Anuncios

Todos lloramos, ya que es tan beneficioso para nuestra salud, por eso cuando sientas ganas de llorar hazlo, busca el lugar y el momento adecuado, así que olvídate que el llanto es signo de debilidad e inseguridad. El llanto emocional cumple un papel importante y vital en el desarrollo humano, asimismo las lagrimas impulsan ciertas hormonas que producen un efecto tranquilizador provechoso para nuestro organismo.

Ahora es importante cambiar la mentalidad de los adultos e instruir a los niños a comunicar y expresar sus sentimientos y que llorar es una forma de expresarla.