La falta del deseo sexual en hombres y mujeres, y la disfunción eréctil masculina son problemáticas más comunes de lo que se cree. Muchas personas se ven expuestas a situaciones de estrés, cambios hormonales o conflictos psicológicos que los llevan a sufrir una disminución en la libido y, por lo tanto, a alterar su vida sexual, muchas veces con consecuencias directas en la pareja. El mercado farmacológico ofrece soluciones a través de medicación que debe ser prescripta por un profesional, pues cuenta con contraindicaciones. Sin embargo, existen otras alternativas posibles para el tratamiento de la falta de apetito sexual y la disfunción eréctil: la medicina natural.

Anuncios
Anuncios

Entre las propuestas, se encuentra la Maca Andina. Está comprobado científicamente que el consumo de esta raíz aumenta notablemente el deseo sexual en general y revierte los problemas de erección. La Maca Andina es una planta que crece en los Andes de Perú y Bolivia, cuya raíz ya era usada por los habitantes originarios de la región -sobre todo incas y aztecas - por sus múltiples beneficios para la salud, sobre todo reproductiva. En el mercado de la medicina alternativa, se puede encontrar en polvo o en forma de comprimidos. Entre los efectos adversos que se han registrado, aparece su influencia en el sistema digestivo por su contenido de fibras, por lo que se sugiere consumirla moderadamente. También su poder energizante puede provocar hiperactividad y hasta insomnio.

Anuncios

Otro gran potenciador de la libido es el extracto de una hierba llamada Tribulus Terrestris. Su aspecto la presenta a la vista como una planta dañina por sus espinas que la señalan como la "vid de la punción". Sin embargo, hombres y mujeres la consumen en forma de suplemento por sus efectos directos en el deseo sexual. A diferencia de la Maca Andina, que se utiliza únicamente la raíz, en este caso se realiza un extracto con varias partes de la planta. Además, tiene efectos benéficos sobre la impotencia masculina, y los deportistas la consumen porque aumenta la masa muscular del cuerpo. En este sentido, es similar al extracto de Eurycoma Iongifolia, una planta originaria de Malasia cuyos efectos más relevantes se vinculan con el incremento de la hormona masculina, la testosterona, motivo por el cual también es ingerida por los hombres.

A diferencia de la medicación convencional como los compuestos con citrato de sildenafilo -más popularmente conocido como "la pastilla azul"- en el caso de los hombres, o de terapias hormonales de estrógeno, en las mujeres, este tipo de terapia natural no tiene contraindicaciones que pongan en peligro la vida. Pero, vale decir que, por otro lado, para que se vean sus efectos, hay que ser constantes en su ingesta. No obstante, si el problema de salud persiste o se agudiza, siempre se recomienda consultar con un profesional médico.