La nostalgia vende. Todos queremos merchandising de nuestras series favoritas y, si además estas series fueron las que disfrutábamos cuando éramos más jóvenes, más aún. Una de las series de más éxito de hace ya bastantes años es Sailor Moon. Las aventuras de Bunny Tsukino, Luna y el resto del grupo hicieron las delicias de niños y adolescentes en los años 90 en lo que el anime aún eran solo "dibujos animados" y no conocíamos la diferencia entre lo que se hacía en Europa y América y lo que venía desde el lejano Japón.

Una de las razones de esta serie entre muchos de los jóvenes de aquella época es que juntaba al mismo tiempo tramas más o menos sentimentales, mucho más del gusto de las chicas, con peleas y aventuras que tenían muy contento al público masculino.

Anuncios
Anuncios

Otro de los grandes alicientes, especialmente entre los adolescentes era la ropa que estas chicas usaban mientras peleaban. Los chicos disfrutaban de las protagonistas con trajes que podríamos calificar de escuetos mientras las chicas se preguntaban cómo demonios podían correr y saltar así con esas prendas tan ajustadas y que posiblemente no dejasen ni respirar.

La unión de estos dos círculos lleva a una conclusión lógica. Tenemos a un grupo de personas que estarían encantados de ver a sus parejas con esa indumentaria y a otro grupo que estaría encantado de poder vestir como sus heroínas japonesas favoritas. Con una conclusión como esta no es de extrañar que se ponga a la venta lencería relacionada con el programa con una serie de tanto éxito como ésta el mercado no sólo es amplio sino además muy fiel, pues además podemos añadir un segundo factor a la fórmula del éxito, son artículos coleccionables de series de animación japonesas.

Anuncios

Si alguien es capaz de gastarse más de cien euros en una figura de plástico de un personaje de anime, que no deja de ser una estatua, ¿por qué no sugerirle la compra de algo que sí pueda utilizar? Por ejemplo, lencería. Una empresa ya ha sacado la segunda edición. La primera se agotó en unos pocos días. #Televisión