La guayaba es una fruta tropical que, vista desde fuera tiene un cierto parecido con la granada. Pero ahí acaban las similitudes porque la guayaba es una fruta con su propia personalidad. Es originaria de la América tropical, aunque también se produce y consume de manera importante en países asiáticos como la India o China.

El árbol del que se obtiene se denomina guayabo del cuál se aprovechan, además de su fruto, las raíces y las hojas a las que la cultura popular de los países en los que se produce atribuyen cualidades medicinales. Pertenece a la familia de las mirtáceas. Debido a sus propiedades antimicrobianas y astringentes las raíces se han utilizado tradicionalmente para combatir la disentería. Sus hojas se emplean para el sangrado de encías y para el mal aliento. Su fruto, la deliciosa guayaba, ha demostrado efectividad como remedio natural para tratar la hipertensión y la diabetes.

Como otras frutas tropicales, la guayaba es una fruta muy rica en vitaminas, siendo una de las que mayor poder antioxidante poseen. Posee, además, el triple de vitamina C que las naranjas o los limones. Incluso, existe una variedad (las de pulpa rosada) que también es muy rica en vitamina A.

Asimismo, es muy rica en fibra de tipo pectina que tiene propiedades para prevenir el cáncer digestivo, siendo también rica en flavonoides, antocianinas y polifenoles con cualidades como antioxidantes y como protectoras del corazón.

Aparte de lo ya mencionado, la guayaba ayuda a mantener y mejorar el buen aspecto de la piel de la persona que la consume, actuando desde el interior del organismo. Eso se debe a su alto contenido en vitamina C que ayuda a la cicatrización de las heridas y y al rejuvenecimiento de los tejidos ya que influye en la fabricación de colágeno. Es una fruta que aparece con frecuencia en casi todas las dietas anti-edad.

También por su riqueza en vitamina C tanto la guayaba como la hoja del guayabo están muy indicadas para reducir la fiebre. Es especialmente efectiva como antipirético en su presentación como infusión de la hojas de guayaba, así como para mejorar la inmunidad del organismo y combatir las infecciones.