Diseño, ahorro y cuidado se conjugan en la tendencia del reciclado. En la actualidad, el reciclaje artesanal e industrial se pone a la vanguardia del diseño. Todo puede ser reutilizado sin perder calidad y buen gusto. Muchas empresas se han inclinado por esta nueva forma de concebir el consumo y muchas otras, han surgido a partir de los beneficios de saber reciclar.

El concepto de reciclaje, por distintos factores, se ha extendido a muchos ámbitos, hasta el punto de transformarse en una excelente salida laboral: existen emprendimientos cuyo único objetivo es reciclar y otros se dedican a la venta de los productos que de él pueden elaborarse.

Anuncios
Anuncios

Entre las causas más notables, las crisis económicas se colocan en los primeros puestos de la lista, la búsqueda de nuevos caminos productores de ganancias, o el intento de ahorrar, son dos motores que desembocan en el mapa de la creatividad en el que se halla el reciclado. Pero también están los factores ecológicos y ambientales. Querer proteger lo que nos rodea reutilizando lo que ya se tiene es otra de las propuestas que lleva a mucha gente a hacer del reciclado un estilo de vida. Ya sea por querer ganar o ahorrar dinero, o como medio de colaboración con el planeta, el reciclado se presenta como una tendencia de moda cada vez con más adeptos.

El reciclado como tal, consiste en volver a utilizar algo sin importar el material -plástico, madera, metal, papel, entre otros -que puede transformarse en otra cosa distinta a la original y así, alargar su vida útil.

Anuncios

Reciclado de ropa, de papel, de botellas, la cuestión es que cualquier objeto puede ser vuelto a usar, incluso en el diseño de interiores. Las propuestas de arte y decoración que se han sumado al "estilo reciclado", suelen ser las más elegidas no solo por quienes abogan por un planeta más equilibrado y sano, sino también por personas exigentes del buen gusto.

Ideas para reciclar en casa. Muchas veces, se piensa que el reciclaje es una técnica menor en el sentido de tener un campo acotado de aplicación. Sin embargo, podemos transformar totalmente el diseño de un espacio usando el reciclado, por ejemplo, el mobiliario. Con un cajón de escritorio, se puede crear un revistero, con otro de mayor dimensión -como un contenedor de frutas o verduras que suelen encontrarse por la acera -, se puede hacer un buen asiento o biblioteca. Otro caso es el del reciclado de telas y tejidos: almohadones fabricados con cortinas o ropa que ya no se usa (incluso puede mantenerse la forma original: botones de la camisa, ojales de cortinas). En muchas ocasiones, el diseño interior a partir del reciclado se vincula con la moda vintage. Así, se pueden restaurar muebles y objetos como si se tratara de su estado original. Como se ve, la premisa para el reciclado, es la creatividad. Todo es útil si se cuenta con buen gusto e ingenio.