La piel se deteriora en verano. Las alergias, manchas, el sol o la sequedad son algunos de los factores que afectan a nuestra piel durante los meses de verano. Por eso, hay que elegir productos que sean para el tratamiento de la piel, aquellos que la tonifiquen y, sobre todo la hidraten más que nunca. Si tienen beneficios complementarios, mucho mejor. Los labios son una parte fundamental del rostro que se tiene que cuidar mucho.

Las altas temperaturas de verano hace que el maquillaje acabe siendo un desastre al final del día y mantener un buen aspecto cuesta más de los que nos pensamos. En muchas ocasiones es por qué no se emplean los productos adecuados durante la época estival.

Anuncios
Anuncios

Con el calor hay que renovar el maquillaje y utilizar aquel que no deja brillos en el rostro.

En primer lugar, la piel durante el verano está mucho más seca, por ello debemos aumentar la hidratación antes de aplicar el maquillaje. Hay algunas cremas que son ideales para esta época, ya que no permiten que el sol resienta la piel más de lo normal. En segundo lugar, las bases que utilices deben ser muy ligeras y no pringosas. Tienen que ser suaves porque el sudor provoca que salgan granitos en la piel y, se noten más los brillos. Tiene que ser libre de aceites y con una textura muy fluida. En todo caso, puede sustituir la base por unos polvos de sol. Te harán lucir un tono de piel mucho más natural.

Trucos y consejos. ¿Qué hacer para que el maquillaje resista al calor? El primer paso que tenéis que hacer es frotar un cubito de hielo por el rostro, una vez lo habéis lavado y antes de aplicar el maquillaje.

Anuncios

Esto ayuda a que éste se quede mucho más tiempo. Los productos a prueba de agua funcionan mejor que los demás soportables al calor. El limpiador facial también tiene que ser ligero y sin aceites, limpiará mucho mejor. El agua mineral o termal también va muy bien para fijar el maquillaje.

Además de estos trucos, los expertos en belleza aconsejan que cada día se tiene que aplicar una crema protectora en la cara. O bien, te puedes poner una crema factor 50 y luego ponerte la base, o buscar un maquillaje que contengo protección. El factor tiene que ser alto, así se evitan las manchas y las arrugas.

En definitiva, lo más importante es escoger los productos adecuados según el tipo de piel de cada persona. Y se tienen que utilizar los maquillajes que siempre se usan, que la piel ya está acostumbrada a ellos. Ahora es el momento de seguir y probar estos consejos y trucos y, lucir un rostro maquillado ideal durante todo el verano.