La Ansia por comer suele aparecer cuando empezamos una dieta o cuando estamos pasando un mal momento, ¿Nunca os habéis fijado que cuando pasas un mal momento tienes unas ansias incontrolables por comer? El hecho de estar deprimida, decaída y angustiada hace que nuestro cuerpo fabrique menos neurotransmisores y aparezcan esas ganas incontrolables de comer todo lo que se te ponga por delante.

En el hecho de ponernos a dieta también es normal que aparezca esa ansia por comer más de lo que nuestro cuerpo necesita, puesto que al comer menos calorías nuestro cuerpo empieza a fabricar más hormonas para que volvamos consumir las calorías a las que teníamos acostumbrado a nuestro cuerpo.

Anuncios
Anuncios

Hoy en día hay muchas formas para controlar esas ganas impulsivas de comer, yo no os voy a recomendar pastillas milagrosas para combatir el hambre, sino truquillos que yo misma he probado y os aseguro que funcionan al 100%.

· Comer cada 3 horas, está demostrado que la gente que pica algo entre horas tiene menos ansiedad a la hora de la comida. Recordando picar cosas bajas en grasa entre horas, frutas, yogures desnatados, pavo...

· El zumo de tomate calma el hambre.

· Las infusiones antikilos sacian y calman la ansiedad.

· Los colores como el rojo y el amarillo abren el apetito, aunque no lo creas tener el salo o la cocina decorada con esos colores te produce más ansias por comer.

· Comer alimentos ricos en aminoácidos esenciales (espárragos, espinacas, plátanos...) hace que desaparezca la ansiedad.

Anuncios

· Dormir 8 horas o más hace que el apetito se calme.

· El aceite de oliva también es un buen saciante, el hecho de incluir aceite de oliva con pan en los desayunos, comidas y cenas hace que al lo largo del día sufras menos ansias por comer.

Como estos trucos hay muchos más, sin necesidad de recurrir a la química, aquí os he dejado los que he probado y os aseguro que os servirán. #Obesidad